«A la vuelta de los años Asturias podría ser un ‘paraíso-biotec’»

Francisco Parra, director del Instituto Universitario de Biotecnología de Asturias

Francisco Parra, director del Instituto Universitario de Biotecnología de Asturias. Foto: Jesús Díaz.

«Asturias será también un bio-paraíso si conseguimos que los inversores descubran nuestro potencial», asegura con fe y desde la ciencia el director del Instituto Universitario de Biotecnología de Asturias (IUBA), Francisco Parra. El organismo prepara a los investigadores y a los bioemprendedores «para que constituyan el principal activo de esta industria».

–¿Cómo observa, desde el IUBA, la evolución de la industria biotecnológica en Asturias en los dos últimosaños? ¿Cree que ha experimentado un crecimiento?

–Creo que en Asturias se ha producido un crecimiento importante de este tipo de iniciativas en los últimos
años. Para el tamaño e importancia relativa de nuestra ComunidadAutónoma, creamos más bioempresas que en otros territorios de España. Actualmente nacen una o dos por año, generalmente partiendo de grupos de investigación universitarios o de centros públicos de investigación. Por tanto se está avanzando en la buena dirección. Hay que tener en cuenta que los productos o servicios biotecnológicos tienen, en general, un muy alto valor añadido y, aunque algunas de estas innovaciones requieren un plazo largo para su desarrollo, es un camino en el que merece la pena continuar como lo hacen los países y regiones más avanzados. [...]

–Biotecnología verde, azul, roja…. ¿Qué especialización abunda más y tiene mayor proyección de futuro en
Asturias?

–No me gustan mucho los términos de colores cuyo significado no es evidente para todo el mundo.Hay que
recordar que la biotecnología está en casi todo lo que nos rodea. En el pasado se empleaban ya las biotecnologías sin conocer sus fundamentos (la fabricación del pan, el queso o la sidra, por ejemplo) y hoy día la utilizamos de manera más controlada y definida en estos mismos procesos, en la producción de medicinas y en otros campos menos evidentes, como en la fabricación de detergentes o la recuperación de un suelo contaminado.En Asturias nos importa todo lo que afecta a la salud de las personas, los animales y, en general, a la preservación de nuestro entorno natural. En sintonía con estos principios, investigamos en
salud humana, animal y de las plantas, en alimentación, en la mejora y preservación de plantas y animales
autóctonos, así como en el uso de la biotecnología para mejorar procesos industriales y hacerlos más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. [...]

Vía: Canal Innova Asturias

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.