¿Cuánto cuestan los atascos de tráfico?

Atascos

Atascos

¿Cuánto cuestan a España las congestiones de tráfico por los coches? ¿Y los daños en el paisaje causados por los trenes? ¿Y las emisiones de CO2 provocadas por los aviones? La semana pasada, Renfe presentó su informe anual de los ahorros de costes externos generados por el ferrocarril. Según esta compañía, el uso de los trenes habría ahorrado a la sociedad española 2.298 millones de euros en 2010, por los impactos evitados asociados al transporte. ¿De dónde salen estos datos? Lo más interesante de este trabajo no es tanto esta cifra, como la forma en la que se llega a ella: la valoración económica de los efectos negativos de los distintos modos de transporte.

El precio que uno paga por desplazarse no tiene en cuenta los costes sociales y ambientales generados por esa actividad. Son lo que se denominan costes externos y deben ser asumidos por el conjunto de la sociedad, que paga por los accidentes de tráfico, el ruido, la contaminación atmosférica, las emisiones de CO2, los daños en el paisaje…

¿Cuánto cuesta el tiempo perdido en los atascos? En realidad, un embotellamiento resulta diferente a los otros impactos del transporte. En este caso, el estudio no lo contempla como un coste externo, pues entiende que afecta sólo a las personas que intentan desplazarse, y no a los otros ciudadanos, por lo que se calcula de forma separada a las externalidades clásicas. Además, a diferencia también de los otros impactos, este solo repercute en los vehículos a motor que se mueven sobre el asfalto (eso sí, se trata de una cuestión de espacio que va a afectar tanto a un coche de gasolina como a otro hipotético de motor eléctrico).

[...] En términos globales, el estudio arroja unos coste sociales y ambientales muy superiores para el coche en ciudad (163,03 euros por 1.000 viajero-km) que para el camión de mercancías (120,42 euros), el avión (72,06 euros), el autobús urbano (62,61 euros), el tren de pasajeros (31,65 euros) o el tren de mercancías (24,52 euros).

Los altos costes atribuidos al automóvil corresponden a las congestiones urbanas, pero también a los accidentes de tráfico y a los diferentes tipos de emisiones. En concreto, el estudio carga a los coches unos costes externos sanitarios y por daños como consecuencia de accidentes de unos 42,33 euros por 1.000 viajeros-km, una cifra muy por encima de la atribuida a autobuses (3,29 euros), trenes (1,10 euros) o aviones (0,55 euros). [...]

Vía Ecolab. Autor: Clemente Álvarez

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Eficiencia energética, Energía sostenible, Energías limpias y almacenamiento, Logística y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.