¿En qué se parecen los ratones y los humanos?

Al realizarle varias pruebas, apenas si se le notan los temblores y muestra signos de debilidad muscular. Cuando se lo levanta por la cola, un casi imperceptible movimiento en las patas traseras basta para indicar al especialista que sirve para la investigación. Puede que se vea y actúe como un roedor pero, para todos los efectos, es un “modelo”: creado y modificado genéticamente para desarrollar una enfermedad de humanos.

BBC Mundo. Autoras: Gabriela Torres y Natalia Pianzola.

Lo mismo puede decirse de miles de ratones de laboratorio, más pequeños que la palma de una mano, marrones, negros y de rayas blancas y negras, que habitan en decenas de miles de cajas debidamente clasificadas en hileras y en grupos de cuatro a cinco roedores, en el laboratorio de ratones Mary Lyon Centre (MLC), en Inglaterra.

Casi tres millones de ratones se utilizan cada año en el Reino Unido para la investigación. Si bien su aspecto exterior es totalmente distinto al de los humanos, las similitudes genéticas son asombrosas. El genoma de un ratón tiene más del 95% de coincidencia con el del humano.

“El ratón no es un modelo exacto, pero lo podemos usar para comparar cómo funciona el corazón, el hígado y el sistema neurológico”, le dice a BBC Mundo el doctor Martin Fray, gerente de Recursos Biológicos del laboratorio. [...]

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Sociosanitario y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.