“La crisis está siendo tremendamente dura y compleja y hay que convertir la innovación ‘oculta’ en estratégica”

Javier García

Javier García

Entrevista a Javier García, Socio Responsable del Área Economía, Empresa e Innovación del Instituto CIES, impartirá el próximo 28 de febrero , dentro del ciclo Innovar en la Milla del Conocimiento, una sesión sobre Innovación, Competitivad y Crisis. En la siguiente entrevista Javier García nos hace un adelanto de algunas de las ideas fuerza que se trabajarán en la misma.

Innovación, competitividad y crisis, ¿puede explicarnos cuál es la relación existente entre estos tres términos?

A la innovación se la “mira” de formas muy distintas dependiendo del contexto en el que se encuentra la economía. Cuando las cosas “van bien”, cuando “todo está vendido”, es una asignatura pendiente, es algo que tenemos que hacer aún para vender más y crecer más, o eso es lo que piensan muchas personas con responsabilidad en la empresa. En cambio, cuando las cosas “van mal” es algo que nos permite levantarnos, es el bastón para sortear los problemas. Nos ayuda a canalizar nuevas ideas, lanzar nuevos productos o mejorar lo que existe. Nos ayuda, en definitiva, a eso de ser “competitivos”, que no es más que obtener ciertas ventajas frente a la competencia.

Yo creo que esas dos visiones, en el extremo y por separado, son equivocadas o no nos conducirán a situaciones de IMPACTO. La innovación va en el ADN de una empresa, tenemos que cultivarla todos los días, haya o no crisis, y requiere crear los incentivos adecuados para crear organizaciones inteligentes donde se gesten ideas y se ejecuten con una gran precisión si en realidad se trata de una propuesta de valor para nuestros clientes.

Precisamente en la charla del día 28 profundizaré en detalle en esta cuestión. La innovación no es algo de usar y tirar, sino que se trata de un instrumento al servicio de toda empresa, de toda persona de una organización y de toda la sociedad para prosperar. Las visiones parciales suelen generar grandes problemas. Y, por eso, ante la severa crisis en la que estamos inmersos sólo los que tenían adquirida esta visión integral están adquiriendo cuota de mercado y la están sorteando mucho mejor.

¿Cómo podemos convertir la innovación en valor económico?

Me gusta la pregunta, porque la dejó muy clara Peter Drucker hace varias décadas y hay que resaltarla para que cale, “si no entiendes la innovación no entiendes de negocios”. La innovación son ingresos, son gastos y son todos los detalles necesarios que hacen que quien tiene la disposición a pagar por lo que haces, y no nos olvidamos que es el cliente, lo haga realmente. Innovación no es presentar una ayuda a una convocatoria (o no “sólo”), ni es tener un departamento de I+D (o no “sólo”) ni es tener un porrón de normas ISO (o no “sólo”). La innovación es saber qué vender, cómo lo vendes y cómo te organizas para lograrlo. La innovación con mayor impacto es la del modelo de negocio, es la integral. Por lo tanto, sin innovación no hay valor económico posible. Hablaré con detalle también de esta cuestión el próximo 28 de febrero.

Ahora que todo el mundo habla de innovación e I+D, ¿cree que estos términos han perdido su verdadero significado o su difusión en medios de comunicación ha servido para que se extienda su práctica en el ámbito empresarial?

Cierto, está muy “manoseado”. De alguna manera lo decía al principio, parece que llegó “el Dorado”, la llave que abre todas las puertas, la solución. Pero lo siento, esa solución requiere mucho trabajo, muchas energías, romper muchos esquemas mentales, abrirse al mundo, pensar en inglés, interactuar, usar las nuevas tecnologías y trabajar en nuestras propias habilidades directivas y profesionales para re-inventarnos, como diría Tom Peters. Eso no nos lo cuentan en los medios ni en las frases hechas. No creo en las recetas milagro y sí en el trabajo duro. Y si alguien te ha dicho que es fácil, y tú te lo crees, tienes un problema. ¡La realidad es más compleja de lo que parece! Daré ejemplos muy concretos sobre este fenómeno en la charla. [...]

Vía Innovasturias.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Energía sostenible y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.