Un sistema innovador permitirá mejorar la seguridad en las intervenciones de urgencia de los parques de bomberos

Un técnico del proyecto REBA muestra de la validación electrónica del control del aceite del motor de un camión de bomberos

Un técnico del proyecto REBA muestra de la validación electrónica del control del aceite del motor de un camión de bomberos. Foto: Bomberos de Asturias.

El sistema de revisión de equipamientos resultado del Proyecto REBA (Revisión de Equipamientos de Bomberos de Asturias) supondrá un salto pionero a escala nacional en la gestión del material en los parques de Bomberos, tal y como ha declarado en su presentación el Director de Interior y Seguridad Pública del Principado Valentín Ruiz García.

“Con este sistema podremos garantizar que cada uno de los componentes ha pasado el control de seguridad, mientras que con el sistema manual que se utiliza actualmente, muy costoso en tiempo y trabajo, puede darse la circunstancia de que ciertos materiales queden sin revisarse por un error humano”, ha afirmado José Álvaro Fernández González, uno de los técnicos del proyecto.

Automatizar las revisiones del equipamiento de los parques de bomberos, controlar el estado y la ubicación de cada equipo y avisar anticipadamente de la caducidad de cada uno de los elementos son algunas de las funciones que incorporará el sistema presentado hoy en La Morgal (Asturias). El sistema, resultado de un proyecto de I+D+i conjunto entre el Centro Tecnológico CTIC, Bomberos de Asturias y la empresa SICO, tiene como fin último mejorar la seguridad en las intervenciones de urgencia.

Junto al contenido de los camiones de bomberos, el sistema controlará también las revisiones de los equipos de protección individual (EPIs), vehículos, almacenes e inventarios, y avisará con antelación del vencimiento de la vida útil estimada de los elementos, lo que permitirá a los gestores de stocks adelantarse a las caducidades de los materiales que requieran sustitución.

Para ello se empleará el etiquetado RFID (pequeños chips que se ubican de forma permanente sobre cada uno de los elementos a revisar), y entre los aspectos más innovadores del proyecto se encuentra un sistema de voz que informa al bombero de los elementos a revisar, cuándo debe hacerlo y de qué tiempo dispone para ello (el sistema no permite saltarse ninguno de los pasos), así como el envío de todos los datos obtenidos en tiempo real al servidor central ubicado en La Morgal.

De esta forma, los responsables del material podrán evaluar de forma rápida y más fiable el estado de los equipos, vehículos y almacenes en los distintos parques de bomberos de Asturias. Pasando un pequeño lector inalámbrico similar a un bolígrafo sobre cada uno de los chips que incorporarán los objetos, el revisor validará in situ la supervisión de cada elemento.

Antonio del Corro, gerente de Bomberos de Asturias; Valentín Ruiz, Director de Interior y Seguridad Pública del Principado de Asturias, Ángeles Álvarez, directora de FICYT, y José Álvaro Fernández González, uno de los técnicos del proyecto

Antonio del Corro, gerente de Bomberos de Asturias; Valentín Ruiz, Director de Interior y Seguridad Pública del Principado de Asturias, Ángeles Álvarez, directora de FICYT, y José Álvaro Fernández González, uno de los técnicos del proyecto. Foto: Bomberos de Asturias

El Proyecto REBA recibe una ayuda de 53.413,00 € a través de la Convocatoria de I+D+i en Empresas del Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación del Principado, que gestiona la FICYT. “Se trata de un proyecto que cierra el círculo de la investigación y desarrollo en un Centro Tecnológico como CTIC, la innovación a través de una empresa y la aplicación, en este caso con un marcado componente social, por parte de un organismo como Bomberos de Asturias”, ha señalado Ángeles Álvarez, directora de FICYT.

La implantación se iniciará en la central de Bomberos de Asturias (Parque de La Morgal) y en el Parque de Cangas de Onís, y está prevista para la primera mitad de 2012. Los propios bomberos aportarán su experiencia para la ejecución del proyecto, proporcionando orientación a los técnicos del proyecto para definir la ubicación más indicada para las etiquetas RFID.

Vía Agencia SINC. Autor: FICYT

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.