Ciencia para lograr alimentos saludables

El proyecto estudiará compuestos del aceite de oliva

El proyecto estudiará compuestos del aceite de oliva

En teoría, los alimentos funcionales que se anuncian como tales han debido demostrar científicamente sus propiedades saludables. En la práctica, sin embargo, son comunes las denuncias y resoluciones de autoridades sanitarias en contra de tales alegaciones.

Ahora una iniciativa de ámbito nacional, en el que participan nueve empresas de alimentación y 21 organismos públicos de investigación (OPI) pretende dotar de evidencia científica las propiedades saludables de los alimentos, a partir de ensayos clínicos que se llevarán a cabo en los próximos cuatro años.

El proyecto Henufood (acrónimo de Salud y Nutrición para la Alimentación, en inglés) está financiado en un 44% por el Ministerio de Ciencia e Innovación y se presentó ayer en Madrid. La idea es determinar qué ingredientes de alimentos que ya se presuponen sanos son, al ser metabolizados, los responsables del efecto beneficioso que se les atribuye. A partir de los datos que se obtengan en estos cuatro años de estudio, las empresas privadas participantes podrán después desarrollar sus propios alimentosfuncionales.

Una muestra del trabajo la ofreció la jefa de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital La Paz de Madrid, Carmen Gómez Candela. La experta anunció la inminente puesta en marcha de un ensayo clínico, recién aprobado por el comité científico de Henufood, para estudiar las propiedades de dos compuestos, el hidroxitirosol presente en el aceite de oliva y la punicalagina que está en la granada. Según señaló, los ingredientes se administrarán por separado a 20 voluntarios con un ligero riesgo cardiovascular por aumento del perímetro de la cintura. La empresa que se ha encargado de extraer los compuestos es Probelte Pharma, una de las entidades involucradas en Henufood.

Una vez concluido este pequeño ensayo, la idea es hacer uno con más participantes el año que viene “ya con un alimento funcional”, que podría ser, por ejemplo, un aceite de oliva diseñado con más cantidad de hidroxitirosol, aunque no se sabrá hasta que concluya esta primera evaluación. “Nuestro objetivo último, como el de todas las investigaciones, es publicarlo en una revista científica”, apuntó Gómez Candela.

Los responsables del proyecto explicaron ayer que éste surge por la importante incidencia de enfermedades crónicas en los países desarrollados, incluido España, que implica que los hombres vivan nueve años y las mujeres seis con patologías que afectan a su calidad de vida antes de morir. El coordinador del Comité Científico, Javier Morán, subrayó que lo que Henufood busca son “alimentos, no comprimidos ni cápsulas” y que se deben consumir “dentro de una dieta sana y equilibrada”

Morán apuntó a que, por primera vez, la industria alimentaria va a utilizar esquemas de trabajo similares a los laboratorios, desarrollando ensayos clínicos con “metodologías innovadoras”, como la proteómica, y pruebas de diagnóstico por imagen, como la resonancia magnética.

Vía Público. Autora: Ainoha Iriberri

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.