El CES premia un estudio sobre la reconversión industrial de Langreo

Mercedes García y José Prada, en el centro, junto a Herminio Sastre, a la izquierda, Graciano Torre y Nicolás Álvarez

Mercedes García y José Prada, en el centro, junto a Herminio Sastre, a la izquierda, Graciano Torre y Nicolás Álvarez. Foto: Jesús Díaz

El organismo otorga un accésit a un trabajo de la asturiana Mercedes García sobre negociación colectiva.

Dice José Prada Trigo que Langreo es una «de las ciudades más interesantes desde el punto de vista de la reconversión». Sufrió una crisis minera e industrial y perdió población. En los últimos 40 años «ha pasado por un agudo proceso de cambio económico». El resultado es «una ciudad que modifica su esencia pero no su aspecto abigarrado, desordenado y fabril»; con la necesidad de «un impulso hacia un nuevo modelo urbano y socioeconómico, apoyado en la ordenación de usos la independencia del suelo y la terciarización económica». Ahí, el patrimonio minero-industrial «puede desempeñar un papel importante en su doble vertiente funcional y cultural».

Son las principales conclusiones a las que llega Prada, un joven toledano que trabaja en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y ha ganado el VII Premio de Investigación del Consejo Económico y Social del Principado de Asturias. Ayer le entregó el galardón el consejero de Industria, Graciano Torre en un acto en el Edificio Administrativo Hermanos Menéndez Pidal al que también asistieron el consejero de Educación, Herminio Sastre y el presidente del CES, Nicolás Álvarez.

Prada agradeció el premio a los responsables del CES y a su familia por dedicarse «a algo tan difuso como la investigación» y Torre confió en que este tipo de iniciativas contribuyan a «definir el concepto» de la investigación. Además, aseguró que su trabajo «contribuirá a tomar decisiones sobre el presente y el futuro».

El suyo y el de la asturiana Mercedes García Pérez que ha obtenido un accésit dentro de la misma convocatoria por su trabajo titulado: ‘El contenido de la negociación colectiva entre administraciones y empleados públicos en régimen laboral’. Pensado como trabajo para el doctorado, sus profesores le animaron a presentarse al premio. La conclusión es que todos los empleados públicos, independientemente de si son funcionarios o personal laboral, deben regirse en materia de negociación por el Estatuto Básico del Empleado Público.

Vía El Comercio. Autora: Ana Salas

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.