“La felicidad es uno de los motores de negocio para los próximos años”

Cornella, en primer término, y Broglia. marcos león

Cornella, en primer término, y Broglia. marcos león

Alfons Cornella y Antonella Broglia son la voz de la innovación en España. Hay quien les define como cazadores de tendencias. Ayer presentaron en Gijón «Update 6. Te ponemos al día» en una iniciativa conjunta del Club Asturiano de la Innovación y de la Autoridad Portuaria. A lo largo una sesión de dos horas desarrollaron las diez ideas clave que marcarán este semestre. En esta entrevista desgranan al alimón algunas de ellas.

-¿Qué es tendencia en este momento?
-A. CORNELLA (A. C:): En este «Update» hablamos de la idea de la felicidad como un motor de negocio para los próximos meses y años. La gente está cada vez menos satisfecha con su vida independientemente de que los productos interiores crezcan.

-¿Se puede hacer feliz al consumidor en plena crisis?
-A. C. : Pensamos que se va a originar toda una industria relacionada con la felicidad, ya sea de tipo turístico, elaborando mucho más sus mensajes y servicios; ya sea una industria del ocio, una industria editorial… en definitiva, el negocio está en entender qué hace feliz a la gente con el objetivo de poderle responder a ese deseo.

-Explíquese.
-A. C. : La gente es feliz cuando se concentra en hacer algo, en lugar de estar permanentemente conectado al móvil; eso no nos hace felices. Nos hace felices la conexión profunda con algo, el juego en el sentido de la involucración. Y la industria debe tener en cuenta que todo aquello que produce ha de generar una conexión con la gente.

-¿En tiempos de crisis se agudiza el talento del innovador?
-A. C.: Normalmente sí. La agrelina, una enzima que se produce en el estómago para digerir cuando tienes hambre está muy asociada a la generación de nuevas conexiones cerebrales, es decir, cuando tienes hambre se disparan esas conexiones cerebrales. La situación de necesidad obliga a mucha gente a buscar nuevas alternativas. Un mecanismo de innovación muy frecuente es el de la resolución de problemas. En una situación tranquila ni siquiera te das cuenta de cuáles son esos conflictos y, por tanto, es muy difícil ser innovador. Las situaciones de dificultad generan el contexto en donde se puede realizar el cambio. Definitivamente, las crisis son un momento ideal para innovar.

-¿Qué es tendencia en nuevas tecnologías?
-A. BROGLIA (A. B.): La web semántica es la revolución; representa el salto de una Internet de documentos a los datos abiertos, gratuitos y reutilizables, de forma que se pueda generar innovación a partir de ello. Los gobiernos ya lo están aplicando y el ciudadano sacándole provecho. Es un cambio importante pero estamos sólo al inicio.

-Y después, ¿qué?
-A. C. : La energía es uno de los aspectos cruciales del cambio tecnológico. Es necesario encontrar nuevos sistemas de generación, distribución y almacenamiento. Y ahí aparece un campo nuevo que es la geoingeniería, la ingeniería aplicada a resolver los problemas de la tierra. Hemos creado un cambio climático malqueriendo a la tierra, y ahora se trata de aplicar nuestros conocimientos para resolver ese problema. Es un campo nuevo que generará gran cantidad de recursos.

-¿Por dónde debe arrancar el cambio?
-A. B. : Las buenas ideas siempre son producto de piezas que ya están presentes en el entorno, por tanto, se generan en la medida que el entorno favorezca la conjunción inesperada de piezas. Pueden ser dos medias ideas que se encuentren y crean una, puede ser a partir de una idea que se estaba incubando hace diez años y que encuentra nuevas circunstancias para explotarla y comercializarla o incluso en un contexto donde se generan buenas ideas no intencionalmente.

-¿En qué contexto surge la innovación social?
-A. B. : Surge mirando a la realidad y en la cabeza y en el corazón de alguien que la quiere modificar, que quiere transportar algo donde no lo hay, que quiere fertilizar terrenos donde nos se produce nada o que quiere que en los colegios americanos se coma mejor y que pone la innovación, las nuevas tecnologías y nuevas formas de hacer al servicio de estos objetivos, estableciendo modelos de negocio sostenibles. Se acabó la dicotomía de que la empresa es lo primero y la ONG hace el bien. Eso ya no existe.

-¿Más tendencias?
-A. C. : Una idea nueva es trasladar lo que funciona en los modelos de negocio de un sector a otro. Un caso muy reciente consiste en aplicar la tecnología de las impresoras de chorro de tinta al mundo de la medicina. Hay una empresa norteamericana que está generando órganos muy simples, por ejemplo, vasos sanguíneos a partir de agregados celulares.

Vía La Nueva España. Autor/a: C. Jiménez

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.