«No es factible, ni útil, eliminar de golpe y en crisis la energía nuclear»

Rico Ordás, ayer en su charla en el CPR avilesino

Rico Ordás, ayer en su charla en el CPR avilesino. Foto: Marieta

El Centro de Profesorado y Recursos acogió ayer la segunda y última jornada del ciclo ‘Trabajando sobre sostenibilidad’. En ella, el biólogo de la Universidad de Oviedo José Manuel Rico pronunció una conferencia titulada ‘La capacidad de carga (o nuestra capacidad para cargarnos el planeta)’, temática sobre la que gira esta entrevista.

- ¿Qué es la capacidad de carga del planeta y cuáles son las cifras que se manejan al respecto de ella?
- Es la cantidad de biomasa que produce la Tierra para sostener a la población de seres que la habitan, y en cuanto a las cifras, son estimaciones de sostenibilidad cuyos cálculos pueden ser diversos. Los optimistas auguran una sosteniblidad para unos 12.000 millones de personas, mientras que los más conservadores apuntan a unos 5.000 millones. Pero estas predicciones pueden equivocarse. Y de hecho, se han equivocado a menudo.

- ¿A qué se refiere?
- En 1975, las estimaciones decían que el petróleo y el oro se habrían agotado en 2010. Pero las mejoras en el consumo han retrasado ese gasto, lo que no quita que el agotamiento de esos minerales llegará algún día. Se trata de que hemos adquirido una deuda con el planeta y debemos ajustarnos a ese gasto según nuestras posibilidades.

- Si hablamos de ‘deuda’, entonces habrá países que puedan permitirse gastar más energía que otros, ¿no?
- En cierto modo, sí. El gasto de energía y su uso responsable no es igual en todo el mundo. En los países europeos es normal hablar de sostenibilidad hasta extremos inconcebibles en otras latitudes. En Burkina Faso o Zaire, por ejemplo, sostenibilidad es poder comer cada día.

- ¿Qué papel juegan las energías alternativas en ese futuro?
- Deberíamos imitar a la naturaleza: la energía solar es la forma más limpia de energía y tenemos otras como la hidráulica que es muy productiva. Lo que no podemos hacer es eliminar de golpe energías como la nuclear, y más en la coyuntura actual de crisis. No es factible, ni útil.

- Al hilo de esto, ¿el accidente en Fukushima es una consecuencia de ese abuso?
- Es exactamente lo que usted ha dicho primero: un accidente, derivado de una catástrofe natural. Debe servir para reforzar la seguridad en estas centrales energéticas, pero no podemos generalizar. ¿Acaso a alguien se le ocurriría eliminar la industria de automoción porque genera tantísima contaminación? La clave es el equilibrio responsable.

- ¿Qué avances ha habido en ese consumo equilibrado durante los últimos años?
- En España, un claro ejemplo es el del reciclaje. Se ahorra así muchísimo papel, plásticos y vidrio. Es un auténtico avance en ecología cuyos resultados son palpables.

- ¿Devoramos el planeta o será la Tierra quien nos devore?
- Esa es la teoría de James Lovelock, la Teoría de Gaia. Era un concepto un tanto esotérico, propio de la era ‘hippie’, y que ahora está en decadencia. La idea de que la Tierra es un organismo es más una filosofía que un axioma científico.

Vía El Comercio. Autor: Rafa Balbuena

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.