«Nuka» mima a los mayores

Por la izquierda, Joaquín Martín y Celestino Álvarez muestran a un grupo de jóvenes en el Foro de Empleo de la Universidad las habilidades de la foca «Nuka»

Por la izquierda, Joaquín Martín y Celestino Álvarez muestran a un grupo de jóvenes en el Foro de Empleo de la Universidad las habilidades de la foca «Nuka». Foto: Ángel González

«Nuka» es un bebé foca que en lugar de proceder de las tierras más gélidas del planeta viene del país del Sol Naciente, concretamente del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada de Japón. En el resto del mundo se la conoce como «Paro», acrónimo del inglés «personal asistent robot», y es el proyecto ganador de un concurso de robótica promovido por el Gobierno nipón. Nada hace sospechar que bajo el suave manto de pelo blanco que la identifica con un auténtico mamífero marino se esconde toda una serie de conexiones electrónicas que hacen del animal uno de los primeros proyectos de robótica social de la firma asturiana Adele Robots.

Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas», aseguran los “padres” de la criatura, Joaquín_Martín y Celestino Álvarez, ingenieros de telecomunicación e informática que acaban de poner en marcha el proyecto de Adele Robots. La foca «Nuka» es su primera incursión en el mercado y se presenta como una herramienta terapéutica para personas mayores, basada en la evolución de las terapias con animales para tratar demencias. Ofrece beneficios similares a ésta suprimiendo los posibles riesgos derivados de trabajar con seres vivos, aunque «Nuka» no es un ser inerte:_pestañea y se mueve cuando se la acaricia con cariño o se tiene una palabra de afecto hacia ella, como ayer pudieron comprobar los asistentes al Foro de Empleo de la Universidad, donde se presentó por primera vez en Asturias. Este pequeño bebé foca de medio metro de longitud y unos dos kilogramos de peso se mueve como un auténtico animal de compañía y resulta muy entrañable a la vista y al tacto.

El objetivo principal de los fundadores de Adele es crear soluciones robóticas a problemas humanos. Así, «Nuka» se distribuirá en geriátricos de todo el país para dar a conocer sus beneficios en las terapias para mayores. «Es la primera vez que se hace algo de estas características en España», subraya Joaquín Martín. Esta pequeña foca terapéutica activa la comunicación, favorece la autonomía, relaja y motiva, mejora los signos vitales y aumenta la autoestima del usuario, entre otras propiedades.

Las primeras impresiones sobre «Nuka» han sido altamente positivas. «La foca se vende sola cuando se presenta a los pacientes», subrayan los promotores de la empresa. Su intervención en el área de robótica social también comprende otras iniciativas en centros escolares. «En Japón se usan como mascotas y en los países nórdicos también ha comenzado a comercializarse», explican ambos socios. En el geriátrico de La Monquina, en Sama de Langreo, ya han adquirido las dos primeras unidades de «Nuka». Sus mayores ya pueden disfrutar de las características de un robot de una ternura sin igual.
No será su última iniciativa puesto que la empresa está tratando de captar «talentos» en Asturias. Ayer dieron a conocer en el Foro de Empleo Universitario su iniciativa. «Tenemos muchas ideas y proyectos y necesitamos reclutar gente», indicó Celestino Álvarez. Su socio Joaquín Martín concreta más esos perfiles:_«Principalmente del área técnica, personas con ilusión y a las que les gusten la innovación y la tecnología».

Vía La Nueva España. Autor/a: C. Jiménez.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.