Cuidados al final de la vida: las preferencias de los pacientes

Investigadores financiados con fondos de la Unión Europea han descubierto que los pacientes terminales prefieren aumentar la calidad de su vida a prolongar su duración. Así se desprende del proyecto PRISMA («Plasmar las diversidades positivas de las prioridades europeas de investigación y medición relativas a cuidados al final de la vida»), que recibió 1,65 millones de euros por medio del tema «Salud» del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE para generar un programa coordinado de prioridades y prácticas de investigación.

Dirigidos por el King’s College de Londres (Reino Unido), los socios de PRISMA realizaron encuestas telefónicas a más de 9.000 personas de 7 países europeos. Los resultados pusieron de manifiesto la preferencia de los pacientes con enfermedades graves (como el cáncer) de vivir mejor en lugar de más, así como varios aspectos que influyen en la vida de los cuidadores.

Los datos muestran que de todas las personas encuestadas en Bélgica, Alemania y Países Bajos, el 71% elegiría mejorar la calidad de vida, por un 4% que preferiría una prolongación de la misma. El 25% valoró como igualmente importantes ambas circunstancias. Al preguntarles qué consideraban el mayor problema, los pacientes indicaron «sufrir dolor», seguido por «suponer una carga para otros». [...]

Vía Cordis

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.