La empresa Asturfeito participa en un proyecto «off shore» en el golfo de Guinea

El grupo avilesino Asturfeito prepara un proyecto en el golfo de Guinea vinculado a la instalación de una plataforma «off shore» (en alta mar) para realizar prospecciones petrolíferas en esa zona, según explicó Manuel Morilla, representante de la empresa en el congreso convocado por el Grupo Español de Fractura la pasada semana en Gijón.

La entrada del grupo asturiano que dirige Belarmino Feito en el mercado «off shore» no es nueva. Hace escasas fechas se anunciaba su alianza con la empresa catalana Hidroflot Technologies para obtener energía eléctrica a través de la fuerza del mar.

El grupo Asturfeito, con una presencia actual en trece países, incrementará, además, su desarrollo internacional con su entrada en el mercado asiático. La firma ha manifestado que en la India se observa un elevado potencial en el campo de las energías limpias, otro de sus ámbitos de actuación. Tras su entrada reciente en el sector de defensa, el grupo está explorando ahora nuevos mercados que le puedan dar ventaja competitiva.

Uno de los principales problemas que se encuentran para trabajar en el entorno marino es la agresividad del medio, que es causa de problemas de corrosión en los materiales. Además, es necesario que los procesos de fabricación de instalaciones marinas eviten la concentración de materiales endurecidos, indicó Manuel Morilla, al tiempo que aludió a la importancia del comportamiento plástico de los materiales para evitar zonas de tensión. Esos esfuerzos a los que están sometidas las estructuras «off shore» requieren de unas condiciones de diseño concretas en función del mar en el que se vayan a instalar. El sistema «off shore» de Guinea está pensado para profundidades de hasta 1.200 metros.

La compañía avilesina anunciaba también recientemente que concluirá este año el envío de antenas al mayor observatorio astronómico en tierra del mundo, en los Andes chilenos. Así, en los próximos meses, prevé embarcar en el puerto de Avilés dieciséis antenas, dando así por concluida su participación en el proyecto «Alma», una instalación de investigación astronómica.

Vía La Nueva España. Autor/a: C. Jiménez

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.