Informáticos asturianos en el núcleo de la innovación

Los ponentes, en la Escuela de Ingeniería Informática.

Los ponentes, en la Escuela de Ingeniería Informática.

El pasaporte para trabajar en empresas tecnológicas de prestigio, centros de investigación internacionales y universidades como las de York, Oxford o Birmingham requiere una dinámica que va más allá de un título universitario. Proyectos personales, formación complementaria, un buen expediente académico y mucho inglés fueron las recomendaciones que cinco especialistas, formados en la Universidad de Oviedo y trabajando, actualmente, en centros tecnológicos de primer nivel, compartieron ayer en la Escuela de Ingeniería Informática, en una charla titulada Horizontes Internacionales .

Las oportunidades y requisitos expuestos por los ponentes quedaron encuadradas en dos grupos: por un lado, instituciones académicas como las universidades del Reino Unido. Por el otro, empresas como Google o centros como la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN).

Los ingenieros Antón Morant, Luis Aberto Fuente, Eloy Reguero y Pablo Carballude coincidieron en señalar tres requisitos fundamentales para ser admitido en un máster o doctorado en las universidades británicas: buen rendimiento en la carrera; cartas de recomendación, “cuantas más, mejor”, al ser un excelente pasaporte para estos centros, y el personal statement : una versión anglosajona de la carta de presentación, donde el solicitante explica por qué desea ser seleccionado.

La Universidad de Oviedo colabora con el CERN desde hace cuatro años, enviando estudiantes a fin de participar en los diversos proyectos que allí se llevan a cabo. Según explicó Eloy Reguero, “hay una pequeña colonia de asturianos trabajando en el centro”. El CERN se nutre de personas que, además del talento, “se involucren y sean sociables”.

Ramón Medrano, que ha trabajado como Corporate Engineer en Google, reveló muy pocos datos. Tanto su labor como el proceso de selección de la compañía requieren la más estricta confidencialidad. A cambio, facilitó a los estudiantes una pista en forma de dos consejos: “Se trata de tener un buen expediente, ser los mejores día a día, ya que la primera criba es por las notas”.

Vía La Voz de Asturias Autor: Bernaldo Barrena

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.