Las corrientes oceánicas al sur de África afectan al clima en Europa

Corrientes oceánicas

Corrientes oceánicas. Foto: UAB

Un equipo internacional de científicos ha investigado una visión alternativa del clima futuro de Europa en función del efecto que ejerce en el calentamiento global el agua salada transportada por la Corriente de Agulhas y ha publicado sus resultados en un artículo de la revista Nature. [...]

La Corriente de Agulhas, que transcurre por el suroeste del Océano Índico, transporta agua de gran densidad salina hasta el vértice sur del continente africano. Desde ahí parte de esta agua cálida y salina rebasa el Cabo de Agulhas y se «vierte» al Atlántico Sur.

El equipo, compuesto por científicos de Alemania, Países Bajos, España y Estados Unidos, investigó cómo esta afluencia de agua salada del Índico es capaz de compensar la reducción en la salinidad del Atlántico Norte y equilibrar la Corriente del Golfo y el clima europeo.

La Corriente del Golfo atrae desde hace tiempo el interés de oceanógrafos y climatólogos, pues regula el suave clima de Europa al transportar una ingente cantidad de agua tropical cálida desde el Golfo de México hasta el Atlántico Norte. No obstante, de continuar el proceso de cambio climático, es posible que las precipitaciones en el Atlántico Norte aumenten, el deshielo de glaciares en Groenlandia reduzca la salinidad del agua oceánica y los efectos de la Corriente del Golfo se debiliten, provocando un aumento de las sequías en la región mediterránea.

Los científicos que han trabajado en este artículo ofrecen una visión alternativa que contradice estas predicciones y examina la influencia de la con frecuencia infravalorada Corriente de Agulhas y su circulación desde el Océano Índico hasta el Atlántico Sur. [...]

Vía CORDIS

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.