Buques con tecnología asturiana

Luis Cotarelo, director financiero de Astilleros Gondán

Luis Cotarelo, director financiero de Astilleros Gondán.

Astilleros Gondán cuenta con un departamento dedicado a investigar en el sector naval.

La construcción de barcos en el occidente de Asturias tiene nombre propio: Astilleros Gondán. Se trata de una empresa familiar, fundada en 1925, que a pesar de las dificultades que supone estar situada fuera del centro de la región, en Castropol, se ha consolidado como uno de los referentes del sector naval en Asturias.

La compañía centra su actividad en la construcción de buques de acero de hasta diez metros de eslora y veintidós de manga, aunque excepcionalmente también se dedica a la reparación.

Luis Cotarelo es el director Financiero de un astillero que emplea a cien personas y que, en función de la carga de trabajo, puede crear otros 200 empleos a través de empresas auxiliares. Cotarelo explica el compromiso de la entidad con las nuevas tecnologías y asegura que la empresa cuenta con un departamento de innovación con el que pretenden “fabricar barcos más complejos tecnológicamente”.

En su opinión, los buques más desarrollados en nuevas tecnologías son los que permiten introducir elementos más innovadores. Estos adelantos se centran fundamentalmente “en los barcos que trabajan alrededor de las plataformas petrolíficas en el mar”. El director financiero de Astilleros Gondán considera que en el sector relacionado con el petróleo “cada vez se busca la extracción a más profundidad”, motivo por el que “se requieren equipos más complejos y es necesario continuar innovando”.

Formación
La empresa tiene una particularidad que la diferencia de sus competidores, su situación geográfica. Cotarelo señala que la ubicación supone “un hándicap a la hora de encontrar profesionales”. Por este motivo, asegura que “antes formábamos soldadores- caldereros muy jóvenes, los cuales a los pocos meses pasaban a formar parte de la plantilla”.

La crisis económica se está cebando con todas las áreas de la economía española y el sector naval no es una excepción, aunque desde Gondán aseguran que “es muy cíclico”. “La estamos notando fundamentalmente a la hora de cerrar nuevas contrataciones”, afirma Cotarelo, quien añade que el problema fundamental suele ser “la financiación”.

A pesar de las dificultades, el responsable financiero de la compañía asegura que “en los dos últimos años hemos tenido, paradójicamente, un nivel de producción altísimo”. Aunque están capeando el temporal, indica que “ahora es cuando estamos sintiendo la recesión”, ya que asegura que “hemos dejado de firmar contratos de nuevas construcciones que deberían estar ahora en ejecución”.

Próximos trabajos
Desde Armón recuerdan que recientemente han terminado un buque de suministro a plataformas petrolíficas para un armador noruego llamado Ostensjo Rederi. Para esta empresa han construido en los últimos años siete buques.

De este último trabajo, Cotarelo destaca que contará con “importantes innovaciones tecnológicas relacionadas con la propulsión del buque”, que persigue el objetivo de “reducir el consumo de combustible y las emisiones a la atmósfera”. Además, asegura que el astillero “se encuentra en negociaciones avanzadas con otros armadores que operan en la extracción de petróleo”.

Vía La Voz de Asturias. Autor: Luis Fernández

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.