Acero asturiano de alta gama para coches

La línea de galvanizado número uno de Arcelor-Mittal en Avilés (hay dos) comenzará en breve a producir un nuevo tipo de chapas dirigidas al sector de la automoción, que tienen una mayor resistencia que las que hasta ahora venía fabricando la compañía. «Es un acero que hasta ahora no se podía fabricar y que tiene una calidad extra», aseguró ayer un portavoz de la multinacional.

Hasta ahora esta línea tampoco se dedicaba a la fabricación de productos para el mercado de la automoción, un sector que en España sigue deprimido debido al bajón de la demanda interna, pero que en Europa comienza a dar ya síntomas de recuperación.

La idea de este nuevo tipo de chapas surgió del departamento de investigación y desarrollo (I+D) que la multinacional tiene en Avilés. Aplicando lo que se llama enfriamiento controlado los investigadores descubrieron que el tren de galvanizado podría producir un acero más resistente, «de una calidad extra», explican desde la compañía. Este producto se utilizará para la fabricación de piezas de la carrocería que cuentan con una mayor resistencia. La mayoría de la producción irá para plantas dedicadas a la construcción de vehículos de fuera de España.

Para conseguir producir en línea este producto la multinacional del acero deberá adecuar sus instalaciones de Avilés, por lo que en los próximos meses desembolsará unos 2,9 millones de euros.

Autor/a: J. L. S. Vía La Nueva España

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.