¿Consume café ecológico?

Café

Café Foto: Shutterstock

Investigadores europeos han descubierto que la mera elección de un café u otro determina en gran medida que un desayuno sea más o menos respetuoso con el medio ambiente. Hay quien se preocupa por emplear una cafetera o cápsulas que se ajusten a unas normas ecológicas, pero en realidad el aspecto que más pesa a la hora de lograr una taza de café ecológica son los granos.

El equipo encargado del estudio, perteneciente a los Laboratorios Federales Suizos de Investigación y Ensayo de Materiales (EMPA), investigó distintos sistemas de cápsulas y máquinas completamente automáticas así como otras técnicas de preparación de café tanto soluble como mediante filtrado. Al unir toda esta información en un análisis de ciclo de vida concluyeron que el propio café es lo que marca la diferencia independientemente de la forma en la que se prepare.

«Una elección concienzuda del café es siempre la mejor opción para el medio ambiente», admitió Roland Hischier, experto en ecoequilibrio del EMPA.

Desde hace unos años se han popularizado distintos sistemas en cápsula para hacer café debido a su comodidad y facilidad de uso. No obstante, aún no se ha determinado si estos sistemas respetan o no el medio ambiente. Durante el estudio se sopesaron distintos tipos de cápsula y se identificaron los componentes principales de su contenido.

También se anotaron los valores correspondientes al empleo medio de materiales y el consumo de energía durante la fabricación del producto según se indica en la literatura al respecto. Del mismo modo, se determinaron los valores relativos al café filtrado y el instantáneo. Uno de los estudios consultados fue un informe de Brasil en el que se analizaron 56 plantaciones de café.

Ante la imposibilidad de conocer con precisión el tipo de café que contienen las cápsulas se tuvieron en cuenta valores extremos además de las medias recogidas en el estudio brasileño. De este modo se pudo tener en cuenta la influencia de cada tipo de café y, por ende, el efecto del método de cultivo sobre el equilibrio ecológico del procedimiento de preparación del café al completo.

El equipo concluyó que el daño ecológico provocado por el cultivo del café era el factor que más influía por sí solo en el grado de respeto al medio ambiente que presenta un café. Los datos medioambientales relativos al café varían de forma significativa en función de la cantidad de trabajo que se realiza en la plantación de café, y del empleo, si lo hubiere, de fertilizantes, plaguicidas y combustibles para la maquinaria agrícola. En algunos casos, según descubrió el equipo, el cultivo del café por sí sólo suponía cerca del 70% del impacto medioambiental de una taza de café.

Un análisis de los tipos de envase utilizado para las cápsulas del café mostró que las de aluminio eran las más respetuosas con el medio ambiente, pero sólo en el caso de que se reciclen.

En el caso de las máquinas completamente automáticas, en las que se utiliza la cantidad máxima de café común, los efectos medioambientales son incluso más graves que los de los sistemas de cápsulas más caros. Debido a que cada tipo de cápsula contiene distintas cantidades de café, entre seis y nueve gramos, la clasificación elaborada en el estudio presentó ligeras variaciones en comparación con la de las cápsulas vacías. Por esta razón las cápsulas que contienen mayor cantidad de café son las que dejan mayor huella en el planeta.

Roland Hischier recomienda a quienes deseen disfrutar de una taza de café sin dañar el medio ambiente que adquieran un producto que presente una distinción ecológica. También añade que, aunque no se incluyó en el estudio, la cafetera clásica italiana y la cafetera de émbolo funcionan igual de bien y también son respetuosas con el medio ambiente, siempre y cuando se utilice la misma cantidad de café por taza que en el caso del café filtrado y se consuma todo el café, lo cual no debería suponer un reto en absoluto para los verdaderos amantes del café.

Vía CORDIS.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.