Zitrón fabrica el mayor ventilador del mundo para una mina de potasio rusa

Por la izquierda, Denis Boyarchuk, Víctor Castañeda, Antonio Fernández-Escandón, Alexandr Zaksantreyter y Vladimir Stukalov, ante el ventilador. ángel gonzález

Por la izquierda, Denis Boyarchuk, Víctor Castañeda, Antonio Fernández-Escandón, Alexandr Zaksantreyter y Vladimir Stukalov, ante el ventilador. ángel gonzález

Talleres Zitrón ultima las pruebas en sus instalaciones de Porceyo (Gijón) del mayor ventilador axial que se ha construido hasta la fecha en el mundo y que se entregará formalmente este viernes a la empresa rusa Uralkali, que es el mayor productor mundial de potasio. Así lo explica la empresa gijonesa, que informa de que se trata del primero de los seis ventiladores de 5,2 metros de diámetro y con un coste de 2,5 millones de euros cada uno que construirá para los pozos de ventilación de una de las minas que Uralkali tiene en la provincia rusa de Perm, junto a los montes Urales.

Un equipo de técnicos de la compañía minera -encabezado por el jefe del proyecto, Alexandr Zaksantreyter; el jefe del departamento de minería, Vladimir Stukalov y el subdirector de ingeniería mecánica, Denis Boyarchuk- y autoridades de minas de Rusia supervisaron ayer las primeras pruebas del ventilador en el túnel de viento de Zitrón.

Con un peso de 115 toneladas, un motor de 9,5 megavatios de potencia y una velocidad de giro de sus álabes (las palas) de hasta 600 revoluciones por minuto, este monstruo de la ventilación es capaz de hacer fluir 873 metros cúbicos de aire por segundo; tanto aire en un soplo como el que contendría un cubo de 3,4 metros de altura con el tamaño de una cancha de dobles de tenis.

Los dos primeros ventiladores que va a entregar este año Zitrón son una parte clave del proyecto de Uralkali para ampliar la capacidad de producción de una de sus dos minas, la número 4, en más de un 50%, pasando de 13 millones de toneladas actuales a 19,8 millones, explicó ayer Alexandr Zaksantreyter, que se mostró impresionado por la máquina y por la tecnología que incorpora. Zaksantreyter señaló que Uralkali optó por Zitrón para construir los ventiladores en competencia con otras firmas de renombre mundial. Una de las ventajas de Zitrón frente a sus dos competidores, una empresa alemana y otra británica, es el túnel de viento de Porceyo, en el que puede hacer pruebas de sus ventiladores, lo que supone una garantía para los clientes. Una vez que concluyan todas las pruebas, el ventilador se desmontará y se enviará a Rusia, donde volverá a montarse in situ. Los últimos cuatro ventiladores contratados por Uralkali se entregarán en 2014.

El tamaño del que ahora está en período de pruebas ha obligado a Zitrón a montarlo directamente sobre el suelo del túnel de viento, en lugar de sobre la plataforma sobre raíles que habitualmente usan para este fin. Si reciben pedidos de mayor tamaño, Zitrón se plantearía construir un túnel de viento de mayor tamaño, indicó su gerente Antonio Fernández-Escandón, que ayer ofreció explicaciones a sus clientes rusos junto al responsable de Zitrón para Rusia, Víctor Castañeda; el director comercial, Pedro Quirós, y otros ejecutivos de la empresa gijonesa.

Entre las innovaciones de este ventilador gigantesco figura un sistema retráctil de una parte de los álabes, los que se emplean en dirigir el flujo de aire, para reducir el consumo eléctrico en el caso de que haga falta cambiar el sentido de circulación del aire ante algún accidente en la mina de potasio, que tiene 400 metros de profundidad.

Zitrón está convirtiendo Rusia en uno de sus principales objetivos de exportación. El ventilador que el viernes se entrega a Uralkali no es el primero que la empresa gijonesa vende para minas de este país. Los ventiladores para minas se están convirtiendo en una parte importante del negocio de Zitrón debido al alza del precio de las materias primas, que ha motivado inversiones de las compañías mineras desde hace unos años.

Los ventiladores para túneles de obra civil siguen siendo la parte más importante del negocio de Zitrón, que exporta a los cinco continentes. También en este segmento del mercado ha conseguido entrar en Rusia, donde ha ganado el concurso para suministrar los ventiladores para los túneles de los accesos por carretera y ferrocarril a la ciudad de Sochi, ubicada junto al mar negro. Rusia está construyendo 27 kilómetros de túneles cerca de esta ciudad, en la que se van a disputar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

Autor/a: M. Castro. Vía La Nueva España

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.