Los Jaime I reconocen el avance de la ciencia en tiempos de crisis

Los 19 Nobel del jurado premian la lucha contra el cáncer y el uso de la energía solar.

Los premios Jaime I alcanzan su vigésima tercera edición en una coyuntura especialmente compleja por la crisis económica, ante la que suponen un acicate para la investigación y el fomento de la excelencia científica. En este sentido, este año han contado con diecinueve premios Nobel entre los componentes del jurado, que dieron a conocer ayer su fallo.

Los galardones, dotados con 100.000 euros para cada una de las seis modalidades, valoran los avances en los campos de la Investigación, la Economía, el Medio Ambiente o las Tecnologías. En esta ocasión, aunque el premio al Urbanismo, Paisaje y Sostenibilidad no se ha otorgado por falta de patrocinador, es el segundo año que se incluye la categoría de Emprendedor. En ella ha sido premiado José Javier Chamorro, que se lanzó a la aventura empresarial en un sector de la alta tecnología como el aeroespacial y las telecomunicaciones, y que ha sido capaz de crear más de 150 puestos de trabajo, muchos de ellos de alta cualificación.

Los avances en las nuevas tecnología también han sido reconocidos en los Jaime I. Esta vez, para María José Alonso por su trabajo en los campos de la nanotecnología, farmacéutica y nanomedicina, que abordan desde el problema de la vacunación, hasta el tratamiento de enfermedades como la diabetes y el cáncer.

Otro de los galardonados es Carlos Simón, cuyo grupo fue el primero en España en cultivar líneas de células madre embrionarias humanas para uso clínico y el sexto a nivel mundial. También en la investigación ha sido premiado Óscar Marín por sus contribuciones al estudio del desarrollo de la corteza cerebral.

Por su parte, Sixto Malato ha visto reconocida su trayectoria científica en la utilización de la energía solar para el tratamiento y descontaminación de aguas. En cuanto a economía, el galardón ha sido otorgado a Daniel Peña por su desarrollo de métodos de análisis factorial dinámico para la predicción macroeconómica.

Vía ABC. Autora: Rosana B. Crespo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.