«La ingeniería es uno de los pilares para el desarrollo de la nanotecnología»

David González junto a Arun Junai en Euronanoforum

David González junto a Arun Junai en Euronanoforum

David González López es director de relaciones externas de la Fundación Prodintec y miembro del comité organizador de Euronanoforum

La Fundación Prodintec coordina desde Asturias uno de los grupos de trabajo de la plataforma NANOfutures, presentada de manera oficial el pasado año en Gijón, y que ya cuenta con más de 500 miembros de todo el mundo, entre los que se incluyen investigadores y centros de investigación, empresas, agencias de desarrollo, inversores, administraciones públicas y centros tecnológicos. Su objetivo es dar un impulso a una ciencia en pleno desarrollo. El director del área de relaciones externas de Prodintec, David González, participó hace unos días en Euronanoforum 2011, uno de los eventos de referencia a nivel mundial en cuanto a nanotecnología, organizado por la Comisión Europea cada dos años. González es miembro del comité organizador y como director del grupo de «networking» de la plataforma NANOfutures impartió una charla sobre la comunicación de la nanotecnología. En esta entrevista explica el estado de esta tecnología.

-Tras el lanzamiento de la plataforma NANOfutures el año pasado, ¿qué se ha avanzado?

-El objetivo principal de la plataforma es romper la brecha que existe actualmente entre investigación y mercado, es decir, ayudar a aplicar los resultados de la investigación en nanotecnología a productos concretos, y obtener beneficios sociales y económicos como resultado de esta investigación. Desde el lanzamiento a nivel mundial en Gijón de la plataforma en junio del año pasado se han puesto en marcha diez grupos que, junto con los representantes de otras plataformas tecnológicas europeas que también participan en NANOfutures y los propios miembros de la plataforma, han trabajado en la identificación de los nodos u obstáculos que actualmente impiden que los resultados de la investigación en nano lleguen al mercado. Estos nodos son comunes para todos los sectores en que la nanotecnología tiene presencia: materiales, medicina, fotónica, electrónica, textiles…

-¿Qué organismos respaldan este trabajo?

-Todas las actividades están apoyadas por la Comisión Europea a través de un proyecto del Séptimo Programa Marco (FP7). Prodintec participa como socio en el consorcio haciendo que Asturias tenga un papel protagonista a nivel europeo. Además, se ha trabajado en la incorporación de nuevos miembros y se han realizado varios eventos de difusión de los trabajos realizados hasta el momento y de los beneficios que supone ser miembro, así como sesiones de trabajo internas de los grupos y el comité de dirección.

-¿Qué mercados potenciales ofrece la nanotecnología?

-Aunque llevamos muchos años oyendo hablar de que la nanotecnología es la próxima gran revolución, y de la gran calidad de la investigación en este tema, tanto a nivel europeo como español, a día de hoy sólo existen en el mercado 1.300 productos que incorporen nanotecnología. De cualquier forma, el rango de posibles aplicaciones de la nanotecnología es amplísimo: tejidos que liberan medicinas, altavoces más finos que un cabello humano, superficies autolimpiables, nanorrobots que circulan por la sangre a modo de enfermeros buscando cualquier posible virus invasor para destruirlo, carrocerías de vehículos más ligeras e imposibles de rayar, microchips y nanochips inteligentes…

-¿Las empresas españolas apuestan por lo «nano»?

-Hasta ahora, la nanotecnología se encontraba en un estado germinal, restringida prácticamente a escala laboratorio. Una vez se ha comprendido el fundamento de esta ciencia y las posibilidades que ofrece, que hacen que se considere uno de los motores del crecimiento económico a nivel europeo, es el momento de que las empresas empiecen a apostar por esta tecnología.

-¿Cuál es el papel de Prodintec dentro de la plataforma?

-Como centro tecnológico especializado en diseño y producción industrial, y en el campo concreto de la nanotecnología, podemos aportar nuestra experiencia en la industrialización de procesos (pasar del laboratorio a la fabricación a gran escala) y en el diseño y fabricación de prototipos de dispositivos de análisis, por citar sólo dos ejemplos. Expertos en nanotecnología ya han identificado a la ingeniería como uno de los pilares para el desarrollo de la nanotecnología y su llegada al mercado. El profesor Emilio Méndez, premio «Príncipe de Asturias», afirmó, durante su última visita a Gijón, que ha llegado la hora de los ingenieros remarcando el papel que este colectivo debe desempeñar para conseguir la comercialización de productos basados en nanotecnología de manera globalizada. Prodintec lidera uno de los grupos de trabajo de la plataforma (networking), cuya labor es fomentar la cooperación y la transferencia de conocimiento entre todos los actores que forman la cadena de valor entre la generación de conocimiento y el mercado.

-¿Qué ventajas ofrece?

-La nanotecnología es una ciencia disruptiva, desde el momento en que hablamos de construir sistemas partiendo de átomos (lo que se denomina una aproximación de abajo arriba o «bottom-up»). Esto supone una revolución de cara al desarrollo de nuevos productos, procedimientos y aplicaciones para la resolución de problemas en áreas muy distintas: electrónica, energía, medicina o materiales.

-¿Qué puede aportar Asturias en esta iniciativa?

-En Asturias se está investigando mucho y muy bien en nanotecnología, a través de la Universidad de Oviedo, el CINN (Centro de Investigación en Nanotecnologías), el INCAR (Instituto Nacional del Carbón) y el ITMA (Instituto Tecnológico de Materiales), entre otros. Además, hay spin-offs (empresas surgidas al calor de la Universidad de Oviedo) que están creando dispositivos aplicados a soluciones en medicina, química, energía y otros campos.

-¿Qué papel juegan las universidades en NANOfutures?

-Actualmente contamos con representantes de grupos de investigación en nanotecnología de toda Europa, para los que es fundamental saber qué líneas de investigación son prioritarias para la Comisión Europea. Su papel es básico, porque de los resultados de las investigaciones que están realizando ahora mismo saldrán los productos del futuro.

-¿Qué perspectivas ofrece lo «nano» al sector de la energía?

-Una aplicación de la nanotecnología al sector de la energía, que de hecho ya se encuentra en el mercado, es la obtención de dispositivos (baterías, pilas de combustible, células fotovoltaicas…) cada vez más pequeños, pero también más eficientes desde el punto de vista de producción de energía, absorción y almacenamiento. También puede aplicarse en revestimientos de palas para la generación de energía eólica, que ofrezcan menos resistencia al viento, y sean, por tanto, más eficientes.

Es doctor en Ciencia y Tecnología de los Materiales por la Universidad de Oviedo. Su trayectoria profesional ha transcurrido por organismos como el Consejo Superior de Investigación Científicas (CSIC), así como en el VTT Technology Research Center of Finland, Helsinki University of Technology (Finlandia), Manchester Materials Science Centre y el Institute of Food Research (Reino Unido). Es autor de varias publicaciones en revistas y publicaciones en volúmenes colectivos. Actualmente, es el director del área de relaciones externas de la Fundación Prodintec, tras haber ocupado anteriormente el cargo de responsable del área de transferencia de tecnología.

Vía La Nueva España. Autor/a: C. Jiménez.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.