Profesores de Teoría de la Señal evalúan el cambio climático en el Cantábrico

Foto: LNE

Foto: LNE

Objetivo: analizar cómo las TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación) pueden ayudar a la mejora de la eficiencia energética. El grupo de Teoría de la Señal y Comunicaciones que lidera el catedrático Fernando Las Heras acaba de cumplir diez años con un nuevo propósito por cumplir. Aprovechando las posibilidades que les ofrece la estación de seguimiento de satélites ambientales que se inauguró hace unos meses en el campus gijonés en el marco del programa «TICs y cambio climático» de la Cátedra Telefónica, pondrán al servicio de la Universidad todos los datos obtenidos para la planificación de la plataforma eólica marina que se prevé construir frente a las costas asturianas.

Con toda la información recogida se podrán evaluar aspectos tales como la temperatura del mar, velocidad del vientos, las tormentas eléctricas que se registran o la composición del fondo marino. De esta forma se podrá disponer de una herramienta de fácil acceso para observar también la evolución del cambio climático en el Cantábrico. Al mismo tiempo, se podrá realizar una estimación clara de cuáles son las zonas más apropiadas para un mejor aprovechamiento del recurso eólico en el medio marino o, incluso, según explica Ana Arboleya, una de las investigadoras del grupo de Teoría de la Señal, analizar el estado de la actividad solar para evaluar las posibilidades de aprovechamiento de la energía fotovoltaica en la plataforma «off shore» de la Universidad. Con estos parámetros será posible avanzar también en aspectos tales como la seguridad de la instalación, impidiendo que se sitúe en zonas de alto riesgo por las tormentas.

La estación de seguimiento de satélites ambientales del campus permite recibir un flujo de datos continuo sobre clima y medio ambiente de los satélites que cubren el continente europeo, Estados Unidos, India y Japón.

Fernando Las Heras sostiene que la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación a los estudios sobre cambio climático y eficiencia energética es un tema muy candente, incluso en el campo de las telecomunicaciones. «Hay un área importante de trabajo», señala el responsable del grupo de investigación.

A los trabajos sobre medio ambiente y eficiencia energética se suma un proyecto reciente con la empresa Eurocopter (filial del consorcio aeronáutico europeo EADS) para el desarrollo de una antena de un helicóptero para retransmisiones vía satélite en escenarios de seguridad como incendios, catástrofes o, incluso, de ámbito militar.

La consolidación del grupo de Teoría de la Señal al cumplirse una década de sus fundación se refleja el tipo de proyectos en macha: dos europeos, otros tantos del plan nacional de Ciencia y Tecnología, además de varios regionales y contratos con empresas. Para ello cuentan con el apoyo de becarios de los programas «Jovellanos», «Torres Quevedo» y «Ramón y Cajal» cuyo objetivo es fomentar la actividad investigadora y las relaciones con las empresas.

Yuri Álvarez (en la imagen, junto al profesor Las Heras), profesor del área de Teoría de la Señal, acaba de ser galardonado por el Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de España con el premio a la mejor tesis doctoral. Recientemente se daban a conocer los premios del asociación sectorial de Asturias que reconoció a Laura Pozueco. El premio de la Cátedra Telefónica lo recogió Gustavo A. Pérez.

Autor/a: C. Jiménez. Vía La Nueva España

—————————————————-

Noticias relacionadas en La Nueva España:

Un equipo de 28 docentes e investigadores «con muy buena sintonía»

El grupo

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.