Menéndez: «La excelencia del grafito radica en que lo podemos diseñar»

La investigadora del CSIC Rosa María Menéndez, durante su conferencia en el Club Prensa Asturiana

La investigadora del CSIC Rosa María Menéndez, durante su conferencia en el Club Prensa Asturiana. Foto: Nacho Orejas

La investigadora del Instituto Nacional del Carbón y vicepresidenta de Investigación Científica y Tecnológica del Centro Superior de Investigaciones Científicas Ana Menéndez impartió ayer, en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA, una de las conferencias del ciclo divulgativo organizado por el Colegio de Químicos de Asturias y León y la Asociación de Químicos. La comunicación versó sobre los materiales de grafito y se presentaba bajo el epígrafe «El renacimiento científico y tecnológico de un clásico». «La excelencia de estos materiales radica en que los podemos diseñar», destacó Menéndez, y dedicó buena parte de su ponencia a mostrar cómo se hace y qué ventajas reporta.
Menéndez, que se doctoró en Química en 1986 y que ostenta, entre otros premios, el «DuPont de la Ciencia» 2009 y el «Vital Álvarez Buylla» del Ayuntamiento de Mieres, planteó su exposición de modo que fuera avanzando desde lo más básico a lo más complejo. «El carbono es el elemento más abundante de la naturaleza, es el origen de la vida», empezó, y continuó detallando la estructura del grafito, «laminar, compuesta en su mayor parte de átomos de carbono».

Durante su exposición, Rosa Menéndez habló de la versatilidad de los materiales de grafito. Comentó que aparece citado por primera vez en 1789, que se concentra en América y Asia y que la producción anual es de 1.100 kilotoneladas. Detalló sus presentaciones en la naturaleza, «en escamas, vetas o el grafito amorfo», y aludió a las dos variedades sintéticas, «el grafito prolífico y el poligranular». En definitiva, dio múltiples detalles sobre su historia, su composición, sus propiedades y sus utilidades.

«Una gran revolución», puso de manifiesto, «la supuso la aparición de las fibras de carbono, en los años sesenta». Ese material con el que se construyen bicicletas y raquetas, en su modalidad más barata, tiene unas cualidades valiosísimas. «Son elásticas, tienen una gran resistencia mecánica, propiedades eléctricas, son ligeras, son inertes químicamente, salvo en presencia del oxígeno…», enumeró. En sus versiones más caras, las fibras de carbono tienen aplicaciones en alta tecnología.

Rosa Menéndez fue presentada por el presidente de la Asociación de Químicos, Miguel Ferrero.

Vía La Nueva España. Autora: Elena Fernández-Pello

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.