El CNIO estudia desarrollar fármacos como sociedad mercantil

María Blasco (a la derecha), ayer junto a Cristina Garmendia y Felipe Pétriz.

María Blasco (a la derecha), ayer junto a Cristina Garmendia y Felipe Pétriz.

El patronato propone esta alternativa tras la polémica con Barbacid por la búsqueda de un medicamento contra el cáncer. María Blasco debe decidir.

La nueva directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, tendrá que decidir si acepta la propuesta del patronato de la institución de constituir una sociedad mercantil que explote comercialmente los descubrimientos del CNIO. Esta sería la vía por la que, si hubiera inversores interesados, el CNIO podría participar en el desarrollo de un fármaco contra el cáncer de pulmón basado en un hallazgo de su anterior director, Mariano Barbacid.

Barbacid propuso el mes pasado constituir una agrupación de interés económico (AIE) con empresas para explotar las patentes conseguidas por el CNIO. En concreto, esta AIE empezaría la búsqueda de un fármaco basado en la proteína c-Raf que, según ha demostrado el grupo de Barbacid, está implicada en el 25% de cánceres de pulmón. Pero el ministerio de Ciencia e Innovación, apoyándose en un informe jurídico y en la Abogacía del Estado, impidió esta fórmula por ilegal.

Ayer, durante la presentación de Blasco como directora del CNIO, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, insistió en la necesidad de “explorar todas las vías posibles de colaboración público-privada dentro de la norma vigente y sin riesgos para el propio CNIO”, algo de lo que se ha ocupado el patronato del centro. Su presidente, el secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz, expuso la considerada mejor opción: que “el CNIO participe en una sociedad mercantil, que firmaría un contrato con los inversores, que también se constituirían en una sociedad”.

María Blasco debe decidir ahora si acepta esta fórmula. Portavoces del ministerio señalan que en una sociedad mercantil el CNIO no tendría que responder ante posibles deudas, lo que sí habría sucedido de haberse creado una agrupación de interés económico. No se han dado nombres de socios inversores interesados, como tampoco lo ha hecho Barbacid.

[...]  Blasco expuso sus objetivos como directora: acercar el CNIO a los hospitales, a través del programa de Investigación Clínica -el CNIO puso en marcha hace dos años un convenio con el Hospital de Fuenlabrada-; fomentar la conexión del CNIO con las universidades; y crear una oficina de transferencia de tecnología para que los descubrimientos básicos se traduzcan cuanto antes en aplicaciones clínicas.

Otra prioridad para Blasco es “fortalecer lazos con otros centros de investigación en cáncer de España”, a lo que contribuirán, espera, los cinco nuevos miembros, todos españoles, del comité científico asesor: José Baselga, Elías Campo, Carlos López-Otín, Ángela Nieto y Jesús San Miguel. [...]

Vía El País. Autora: Mónica Gonzákez Salomone.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.