Trenes de mercancías extralargos

Tren de mercancías extralargo

Tren de mercancías extralargo

Durante este año, han comenzado a circular por la red de ferrocarril del país macrotrenes de mercancías de 750 metros de longitud. No son los monstruos sin fin que pueden verse en sitios como EEUU, pero, según Adif, constituyen toda una marca en España, donde el tamaño medio de los convoyes de mercancías es de unos 400 metros. El aumento de longitud supone un ahorro de energía y se considera muy importante para impulsar el transporte de productos por ferrocarril.

Estos nuevos trenes extralargos, que van con dos locomotoras eléctricas en tándem, funcionan de noche en la línea de ancho convencional Madrid-Valencia. En febrero empezó una primera conexión con trenes de 750 metros y hace unos días Adif anunció el comienzo de las pruebas de infraestructura y operación para implantar un segundo flujo de este tipo de convoyes tan extraordinarios en las vías del país. Hasta ahora, en estos trenes se están moviendo de media 1.230 toneladas de carga en contenedores, lo que equivaldría a 49 camiones grandes.

Son gigantes sobre raíles, que se vuelven liliputienses si se comparan con los que circulan en países como EEUU o Australia. Si alguien se ha preguntado alguna vez por qué los fugitivos de las películas estadounidenses se escapan con tanta facilidad al paso de un tren de mercancías que apriete al play del siguiente vídeo y compruebe lo que es un convoy de mercancías en EEUU de 127 vagones.

¿Por qué es tan relevante el tamaño de un tren de mercancías? Para las compañías ferroviarias, el interés principal es económico. Según Adif, este tipo de trenes de 750 metros supone un importante aumento de la competitividad del transporte ferroviario de mercancías, pues en el corredor Madrid-Valencia permite conseguir un ahorro de costes del 25-30%. Si en un mismo tren se lleva de una vez lo que se cargaría en dos, esto simplifica y abarata la logística, y por tanto los costes. Además, una empresa que aumente la longitud de sus trenes tendría que pagar menos por el uso de infraestructuras (la adjudicación de capacidad) para llevar la misma cantidad de carga.

Con la energía ocurre algo parecido. [...]

Vía Ecolaboratorio. Autor: Clemente Álvarez.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.