Lobos radioactivos

La zona de exclusión de Chernóbil se ha transformado en uno de los santuarios de vida silvestre más grande de Europa. Donde las personas no pueden vivir, la naturaleza se recupera formando un ecosistema completo y diferente. Y, en algún lugar de este desierto nuclear enorme, hay manadas de lobos radiactivos que viven formando una estructura arcaica que ya no se puede ver en otras partes de Europa.

Antes de 1986, la zona era agrícola y estaba muy poblada. Así, la presencia de lobos era escasa. Ahora, en menos de 25 años, se estima la existencia de 300 lobos o más, en esta área extraña y bella. Pero ¿son mutantes? ¿Han sido infectados por la contaminación nuclear después de la explosión de 1986, que lanzó 100 veces más isótopos radioactivos que las bombas de Hiroshima y Nagasaki juntas?

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.