«En Asturias no se valora el prerrománico»

Beatriz García trabaja en el Museo Arqueológico

Beatriz García trabaja en el Museo Arqueológico. Foto: P. Lorenzana.

La presidenta de la Asociación de Conservadores denuncia el desconocimiento que rodea a su profesión.

Beatriz García es conservadora del Museo Arqueológico de Asturias y preside la Asociación de Conservadores y Restauradores de Bienes del Principado de Asturias (Ara), fundada en 2008. Este colectivo trata de salvar el desconocimiento que aún rodea al trabajo de estos profesionales.

La directiva de Ara está compuesta íntegramente por mujeres, ¿por qué motivo? No es una casualidad, lo que pasa es que la mayor parte de quienes nos dedicamos a la restauración somos mujeres. Además la ratio de chicos que cursan estos estudios también es muy pequeña, pero no sé por qué.

¿Qué quieren decir cuando hablan de desconocimiento respecto a su profesión? Todavía existe la mentalidad de que un restaurador es un artesano. Y no es así. Lo que sucede es que solo se ve la parte práctica de nuestra profesión y no la faceta de estudio. Los restauradores no nos inventamos nada porque no podemos hacer falsos históricos y no nos inventamos nada. El restaurador tiene que hacer las actuaciones para que se pueda distinguir la parte original de la que no lo es.

¿Hasta donde llega ese desconocimiento? En Asturias la mayoría de la gente no sabe que los estudios de restauración se pueden cursar en Avilés, en la Escuela Superior de Arte, desde hace 9 o 10 años. Son un Grado universitario y duran cuatro años. Tenemos las especialidades de restauración de escultura, pintura y papel; faltaría la de arqueología que sería muy necesaria dada la importancia del patrimonio que tenemos en Asturias.

¿Afecta mucho la crisis al gremio de los restauradores? Sí, se nota. Tanto en clientes privados como en obra pública. Es inevitable. En estos momentos, lo que hay que hacer es educar a los más jóvenes y crear una cultura de protección del patrimonio, que no la hay. Y eso des algo que debería enseñarse en los colegios.

¿Está bien conservado el patrimonio asturiano? En Asturias hay un patrimonio increíble, que no existe en el resto de comunidades autónomas, como el prerrománico. Es algo increíblemente valioso y la gente no se da cuenta de su verdadero valor. Tampoco somos conscientes de su potencialidad turística. Además hay unos yacimientos arqueológicos muy potentes. Siempre se puede hacer más por el patrimonio. Ahora están planteadas una serie de acciones en el románico y el prerrománico asturiano que van por el buen camino, pero hay que ver como funciona todo y cómo se resuelve.

¿Qué monumento asturiano exige más prioridad? Para mí, quizá por relevancia artística, la Cámara Santa. Pero es uno de tantos. También hay que actuar en Santa María del Naranco. Todo lo que tenga que ver con el prerrománico es esencial.

¿Se tienen en cuenta las opiniones de su asociación? Algo bueno es que la consejería de Cultura ha contado con nosotros para el Consejo de Patrimonio de Asturias por primera vez. Nos lo han ofrecido ellos. Se pidió hace cuatro años y no nos habían dado respuesta. Ya he participado en el último pleno de Patrimonio.

Hábleme de algún desaguisado en Asturias Abamia, ¿no? No se debería haber hecho lo que se hizo porque al resto de elementos románicos y prerrománicos no se les ha dado ese tratamiento.

Habla de haber cubierto con mortero sus fachadas. No estamos en esa época. Desde el punto de vista de la restauración es casi un falso histórico.

Vía La Voz de Asturias. Autor: Javier G. Caso.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.