Dos firmas asturianas impulsan un sistema de control ambiental para coches eléctricos

Paula Queipo, de Prodintec, durante la carga del vehículo eléctrico de la Fundación en su antigua sede.  ángel gonzález

Paula Queipo, de Prodintec, durante la carga del vehículo eléctrico de la Fundación en su antigua sede. ángel gonzález

Dos empresas asturianas, Ingenieros Asesores y Prometeo Innovations, se han unido en una iniciativa sin precedentes en el ámbito nacional para poner en marcha un sistema de medición y control ambiental en movimiento basado en nanotecnología que se probará sobre los vehículos eléctricos que circulan por el Principado en el marco del proyecto «Living Car». La iniciativa está pensada para mejorar la calidad de los datos actuales sobre contaminación atmosférica, que se basan principalmente en estaciones de tipo fijo (casetas o furgonetas usadas como unidades móviles) que presentan ciertas limitaciones ligadas al crecimiento de los núcleos urbanos.

C. JIMÉNEZ / La Nueva España

Para minimizar los obstáculos actuales de las redes de vigilancia de calidad ambiental y poder desarrollar futuras medidas en la búsqueda de un «aire limpio», Ingenieros Asesores y Prometeo están desarrollando desde agosto pasado un sistema de sensores de medida de calidad atmosférica que será desarrollado y validado en el vehículo eléctrico propiedad del centro tecnológico Prodintec, que también participa de la iniciativa desarrollando tareas técnicas. Posteriormente estos mismos sensores se llevarán a otros vehículos eléctricos y autobuses urbanos con el ánimo de crear una red de vigilancia que abarcaría toda la ciudad, consiguiendo así una captura continua de datos con los que se podría obtener, finalmente, un mapa de contaminación atmosférica en tiempo real. Un documento que sería representativo de la realidad del territorio, independientemente del crecimiento del núcleo urbano.

La relación entre las dos empresas y el centro tecnológico procede de su colaboración previa en el proyecto «Living car» que coordina Prodintec. El objetivo principal de esta iniciativa público-privada era la creación de un «laboratorio viviente» en Asturias para la implantación de la movilidad sostenible en entornos urbanos a través del uso de vehículos cien por cien eléctricos.

Los sensores que instalarán Ingenieros Asesores y Prometeo en el coche eléctrico que maneja la Fundación Prodintec permitirán sentar las bases en materia de prevención, vigilancia y reducción de la contaminación atmosférica en el entorno urbano, con el ánimo de proteger la salud humana y el medio ambiente.

————————————-

Un dispositivo de muy bajo consumo que refuerza la filosofía de lograr una movilidad sostenible

C. J.

El proyecto que reúne a Ingenieros Asesores y Prometeo Innovations para poner en marcha una red de vigilancia ambiental en movimiento que tendrá los vehículos eléctricos como plataforma base está financiado por la Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología (FICYT).

Su desarrollo implica, por un lado, la búsqueda y calibración de sensores de medida basados en nanotecnología -los más apropiados para la realización de analíticas ambientales- y, por otro, el desarrollo de los sistemas embarcados (emplazados en el vehículo) que permitan una correcta transmisión, recepción y almacenamiento de los datos obtenidos.

Alejandro Junquera, responsable del área de nanotecnología de la empresa, explica que estos sistemas permiten obtener la triple «s»: sensitividad, sensibilidad y selectividad, lo que, añadido a su bajo consumo, los convierte en la plataforma idónea para desarrollar futuras medidas sobre calidad del aire y reforzar la filosofía de las administraciones de avanzar hacia una movilidad sostenible.

Un medidor de contaminación de este tipo en un vehículo de combustible corre el riesgo de que los datos obtenidos se desvirtúen a cuenta de las propias emisiones del turismo. En cambio, los sensores ubicados en el coche eléctrico no modifican los resultados dado que no emite gases contaminantes. «Los propios dispositivos son de muy bajo consumo», indica Junquera.

Ingenieros Asesores participa en la plataforma «Living car» desde enero de 2011 como proveedor de tecnología. La empresa se fundó en 1985 y desarrolla su actividad en el área de medio ambiente.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dos firmas asturianas impulsan un sistema de control ambiental para coches eléctricos

  1. XAVI dice:

    No olvidemos que el coche eléctrico reduce la contaminación del aire pero no acaba con la “contaminación del espacio”. Seguirá el problema de los atascos en carretera y también la falta de aparcamiento suficiente. Hay que concienciar de un uso racional del espacio para solucionar de verdad la saturada movilidad. El transporte público ha desarrollado amplias estructuras en los últimos años (AVE, Metro, etc); asimismo, la bicicleta eléctrica abre puertas al desplazamiento urbano al facilitar el uso del pedal; también las plataformas de coche compartido, con registro gratuito, permiten un acceso sencillo desde la web o el móvil a miles de usuarios concienciados (comuto.es, blablacar.com, compartocoche.com, etc)… Veamos el problema global, no nos conformemos con solucionar una parte!