Manel Esteller reivindica la importancia del mecenazgo científico

El ganador del I Premio Nacional de Investigación en Cáncer ‘Doctores Diz Pintado’ reclama más cultura científica y recompensas fiscales para lograr que los particulares apuesten por la investigación científica.

Manel Esteller, científico del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) de Barcelona, ha recibido hoy el I Premio Nacional de Investigación en Cáncer ‘Doctores Diz Pintado’ en la sesión académica que las universidades de Salamanca y Pontificia de Salamanca han celebrado con motivo de la festividad de Santo Tomás de Aquino. En un encuentro previo con los medios de comunicación, el galardonado destacó que premios como éste, basados en una iniciativa particular, son muy importantes para el desarrollo de la investigación científica, como demuestran los países más avanzados. Sin embargo, en España escasea el mecenazgo científico y para fomentarlo es necesario ampliar la cultura científica y los incentivos fiscales.

El investigador ha asegurado en declaraciones recogidas por DiCYT que el galardón es un “estímulo para seguir investigando” y resaltó la importancia de que el conocimiento que se genera en los laboratorios llegue a los pacientes para que los hallazgos científicos tengan una “traslación rápida y lo mejor posible”, ya que “el cáncer nos afecta a todos”.

A pesar de que la investigación requiere un gran esfuerzo público, Esteller destacó el papel que debe tener la sociedad civil y que de hecho tiene en países anglosajones líderes en investigación, donde las aportaciones privadas superan incluso a la inversión pública. Los presupuestos de los gobiernos tienen su límite en coyunturas económicas difíciles, como la actual, así que es necesario estimular el mecenazgo, aseguró.

Más cultura científica

Sin embargo, para despertar ese interés privado por financiar la Ciencia, Esteller ve necesarias dos cuestiones. La primera es un cambio social para que se reconozca “la investigación científica como un activo”, de manera que los hallazgos científicos no se queden en breves notas en los periódicos, sino que “han de ser portada”, porque “la cultura no es sólo arte y literatura, también está la cultura científica”. En segundo lugar, para estimular el mecenazgo científico es necesario que las donaciones a la Ciencia tengan una recompensa fiscal, ha afirmado el investigador.

Al margen de la procedencia de los fondos, Esteller ha destacado que la investigación en cáncer ha dado un vuelco en las últimas décadas, porque en 1945 superaban un tumor el 5% de los pacientes y en la actualidad lo hacen un 65% y esto “no es debido al azar, sino a una investigación profunda y multidisciplinar”. [...]

Vía DICYT.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.