10 consejos prácticos para que un banco financie tu proyecto de I+D

Francisco Suárez García

Francisco Suárez García.

Hemos dado la palabra a Francisco Suárez García de La Caixa, profesor en nuestro Máster Internacional de Gestión de la Innovación y Desarrollo Empresarial encargado de impartir la ponencia ¿Cómo un banco financia proyectos de I+D? ¿Qué tiene en cuenta? para que nos de algunos consejos prácticos para que un banco financie tu proyecto de I+D. Además, le hemos preguntado sobre las salidas laborales y el futuro de la Gestión de la Innovación y su opinión personal del Máster ¡no te lo pierdas!

10 consejos prácticos para que un banco financie tu proyecto de I+D

Dependerá si la financiación es corporativa (basada en la capacidad de pago de la empresa en su conjunto) o de proyecto (basada exclusivamente en la capacidad de pago del proyecto).

1) Si la financiación es corporativa lo tendrás más fácil , bastará con que pruebes que el proyecto “añade valor” a la empresa y que la compañía puede permitirse la inversión porque tiene capacidad de reembolso suficiente.

2) Si la financiación es de proyecto, tendrás que demostrar que el proyecto por si solo va a generar ingresos suficientes como para pagar la deuda y el resto de costes que se vayan generando. Es básico que los ingresos y costes del proyecto sean predecibles, sostenibles y recurrentes en el tiempo.

3) Aporta algo de fondos propios. Bien a través de los accionistas o a través de subvenciones, los bancos nunca financian el 100%. A los bancos les gusta que el promotor esté comprometido en el proyecto y arriesgue parte de su capital.

4) Pregunta en varios bancos distintos. Tendrás diferentes opciones de costes , plazos y garantías. Puede que incluso necesites dos o más bancos para conseguir el total de la financiación que necesitas para el proyecto. Comienza por aquellos bancos que te conozcan y con los que tengas experiencia.

5) Pregunta en todos los entes públicos que conceden subvenciones o préstamos subvencionados , bien sean locales, autonómicos, estatales o europeos.

6) Elabora un estado de origen y aplicación de fondos realista. Detalla los costes del proyecto y los fondos para acometerlos (propios y ajenos). No te quedes corto, cuantifica holgadamente, evita imprevistos futuros.

7) Elabora una cuenta de resultados proyectada. Una hoja de cálculo donde detalles los ingresos y los costes de todo tipo que va a tener el proyecto en el futuro (algo así como la cuenta de resultados previsional para los próximos años, al menos para todo el plazo de la financiación).

8) Predice varios escenarios: desde el normal hasta el más pesimista . Somete el modelo a un test de estrés : has de convencer al banco que si las cosas van peor de lo esperado el proyecto es capaz de generar lo suficiente como para pagar la deuda.

9) Explica bien los riesgos del proyecto (legales, técnicos, medioambientales, políticos, de mercado…) y cómo los puedes mitigar. No dejes nada expuesto al azar.

10) Explica tu idea con convicción y documéntala.

Los bancos no tienen capacidad técnica para evaluar el proyecto: Tu idea tiene que cautivar y convencer : conoces bien el proyecto y sabes lo que tienes que hacer para que sea rentable.

Y documéntalo : elabora un Plan de Negocio donde expliques la situación y evolución previsible del sector , la competencia, la tipología de los clientes y proveedores de tu proyecto, las necesidades financieras y de inversiones que puede tener el proyecto en el futuro, el personal que necesitas, etc. [...]

Vía Innovasturias.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.