El maíz asturiano gana en contenido energético y se cosecha con más rigor

Recolección de maíz.  ricardo solís

Recolección de maíz. ricardo solís

El maíz forrajero gana calidad en Asturias y presenta hoy más nutrientes y poder energético que hace unos años. Uno de los motivos es la introducción de variedades nuevas, adaptadas a los diferentes tipos de terrenos asturianos. Por otro lado, las explotaciones son más profesionales y las cosechas se recolectan en el grado óptimo de maduración.

M. J. Iglesias / La Nueva España

Así lo indica el informe sobre las variedades del cereal realizado por el Servicio de Investigación Agroalimentaria (Serida). El documento también señala que los resultados de fermentación revelan que cada vez se ensila mejor.

El mayor contenido de principios nutritivos y contenido energético se debe a que, por una parte, la cosecha tiene lugar cada vez con más frecuencia en el momento óptimo de maduración, cuando el grano tiene una textura pastosa y vítrea. Además, juega un papel determinante la diferencia existente entre las variedades actuales y las ya obsoletas. De todo ello se desprende que las explotaciones son cada vez más profesionales.

Los últimos datos oficiales elevan a 9.105 las hectáreas de maíz plantadas en el Principado. Ninguna de ellas cuenta con variedades transgénicas. Representan un ligero incremento respecto a los dos años anteriores. Los investigadores consideran recomendable proseguir con los ensayos de evaluación de variedades de maíz en fincas de la zona costera occidental, área costera oriental, interior alta e interior baja. Todas son igualmente importantes y representativas de condiciones climáticas diferentes. El análisis de los costes de producción del maíz muestra que aproximadamente el 70 por ciento es fijo e incluye laboreos y materias primas, y sólo el 30 por ciento depende de la producción obtenida. A medida que se aumenta la producción de maíz por hectárea disminuye el coste total por kilo de producto. Desde 1996, el Serida realiza ensayos de evaluación de las variedades que están siendo ofertadas con más frecuencia por las casas comerciales, con el objetivo de ofrecer los resultados a ganaderos, cooperativas y centros de compras.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.