Madera de científicos

Pedro Álvarez y Marcos Barrio, en el laboratorio de GIS-Forest, en el campus de Mieres. j. r. silveira

Pedro Álvarez y Marcos Barrio, en el laboratorio de GIS-Forest, en el campus de Mieres. j. r. silveira

GIS-Forest. Bajo esta denominación se encuentra el nuevo grupo de investigación de Sistemas Forestales Atlánticos, creado en el campus de Mieres, y que nace con vocación de potenciar las relaciones de la Universidad con otros centros académicos e instituciones. De hecho, el grupo cuenta entre sus miembros con dos profesores de la Universidad de León -Fernando Castedo y Alfonso Pérez-, así como con el director del Centro Tecnológico Forestal de la Madera (Cetemas), Juan Majada. Entre los miembros de Mieres se encuentran Asunción Cámara, Elías Afif, Marcos Barrio y Pedro Álvarez. Este último, además, es el director del grupo.

J. Vivas / La Nueva España

Cada uno de los integrantes de GIS-Forest ya había acumulado años de investigación por su cuenta en diversas temáticas relacionadas siempre con los sistemas forestales atlánticos. Sin embargo, decidieron unirse con el objetivo de sumar esfuerzos y, además, hacer trabajos transversales. Entre los aspectos en los que se mueve el grupo se enmarcan los incendios forestales, la ecología y selvicultura aplicada, la modelización y optimización forestal, la ordenación y gestión de masas forestales, el análisis y productividad de suelos forestales, la mejora genética forestal y la calidad de la madera. El grupo cuenta con una serie de laboratorios y herramientas cedidas tanto por las universidades de Oviedo y León como por el Cetemas, «que hacen que nuestro potencial se multiplique», apuntó Pedro Álvarez.

A pesar de su corto recorrido, el equipo de investigación ya está inmerso en varios proyectos. Entre ellos, uno del plan nacional sobre gestión de masas de pino-pinaster, así como otro sobre plantaciones energéticas. Sólo en Mieres, GIS-Forest está trabajando con hayas, castaños y plantaciones de pino y eucalipto. También han iniciado colaboraciones con otras entidades, como el Principado de Asturias, para la recuperación de soutos de castaño, «que ya está a punto de terminar».

Otro de los aspectos en los que trabaja el grupo es en la dirección de tesis sobre aspectos forestales. Pedro Álvarez explicó que, en la actualidad, «estamos llevando cinco tesis y tenemos otras tres en proyecto». Este trabajo, al igual que el desarrollo de proyectos de investigación, será vital para la continuación de este equipo de investigación. Su director explica que, dentro de cinco años, «seremos evaluados. Tenemos una serie de compromisos que realizar durante este tiempo, tanto en proyectos de investigación competitivos y no competitivos, publicaciones científicas y divulgación, y contactos internacionales con otros centros».

Para la puesta en marcha del grupo, sus miembros ya sufrieron una primera evaluación previa. «Afortunadamente, todos teníamos un bagaje anterior. Hemos publicado más de sesenta artículos de investigación en estos últimos cinco años. También hemos realizado un buen número de proyectos». La financiación es uno de los escollos más difíciles de saltar. Al ser un grupo nuevo, no tienen presupuesto fijo, sino que se obtiene a través de becas o por proyectos. Eso sí, Pedro Álvarez asegura que «todo el dinero que se consigue es para volcarnos en todas las lineas de investigación que desarrollamos en el grupo». El profesor destacó que «nuestro proyecto no sale barato, sobre todo por lo que supone el trabajo de campo que tenemos que desarrollar». Por ahora, su principal objetivo es «conseguir dinero para pagar las estancias de los doctorandos».

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.