¿Por qué se tardó tanto en inventar la rueda?

La rueda

La rueda

Podemos pensar que las ruedas son el arquetipo de la tecnología troglodita (tal y como aparece en el chiste de la ciencia con humor que ilustra el post), y aunque ciertamente es un invento primitivo, en realidad no lo es tanto como tendemos a imaginar. Aunque pueda sorprender, la rueda es una creación tan ingeniosa que no vio la luz hasta el 3.500 a.C.

Eso prácticamente es “ayer”. Tened en cuenta que en aquel tiempo (la edad de bronce) los humanos ya dominábamos las aleaciones de metales, construíamos canales y barcos, e incluso diseñábamos instrumentos musicales complejos como el arpa.

Entonces ¿por qué se tardó tanto en inventar la rueda?

Bueno, el caso es que con todo lo ingenioso que resulta crear un mecanismo redondo que consiga “rodar” ladera abajo, de poco va a servir si no somos capaces de acoplar la rueda a un eje, y ahí surgían los problemas técnicos.

Tal y como explica David Anthony (profesor de Antropologia en el Hartwick College de Nueva York) a Life’s little mysteries: “Lo realmente brillante fue el concepto rueda-eje, pero hacerlo resultaba también muy dificil”.

Para mantener fijo un eje y una rueda hace falta trazar círculos muy precisos, tanto en el contorno del eje, como en el agujero de la rueda. Ambos tienen que encajar firmemente. La firmeza de la unión no debería resultar excesiva, para que no hubiera demasiada fricción. Quedarse corto tampoco era una opción, o el conjunto sería incapaz de soportar cargas importantes. [...]

Vía Amazings.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.