Varios proyectos tecnológicos ayudan a la estimulación cognitiva de personas con demencia

El CRE de Alzhéimer de Salamanca ha presentado hoy las iniciativas de los tres últimos años apoyadas en tecnologías como la TDT o las pantallas táctiles.

El Centro de Referencia Estatal (CRE) de Atención a Personas con Enfermedad de Alzhéimer y Otras Demencias, con sede en Salamanca, ha celebrado hoy una jornada de presentación de los proyectos tecnológicos que ha desarrollado en los últimos años en colaboración con investigadores y empresas, cuyo propósito se ha centrado principalmente en la estimulación cognitiva para evitar el avance de las enfermedades neurológicas. Estos proyectos han tenido como base tecnologías avanzadas como la TDT, la web o las pantallas táctiles de tabletas y teléfonos móviles. Asimismo, la jornada ha servido para presentar la guía ‘El Alzheimer desde la visión de un niño’.

María Isabel González Ingelmo, directora gerente del CRE de Alzhéimer, ha asegurado que desde la inauguración del centro, en 2008, un aspecto fundamental de su actividad ha sido la investigación en terapias no farmacológicas y la innovación. “Han sido tres años de recoger datos y valorar los proyectos, pero no se han dado a conocer. Ahora ya tenemos resultados y hay que ponerlos en valor”, asegura. Por eso, la jornada de hoy ha estado dirigida a profesionales de empresas de tecnología y asociaciones de enfermos, que también realizan proyectos de investigación.

El siguiente paso será evaluar la calidad y la evidencia científica de las iniciativas y, en este sentido, “es el momento de aplicar los proyectos y ver si esto va a mejorar la calidad de vida y el bienestar”, afirma.

Un ejemplo de estos proyectos es el de la empresa asturiana Prometeo, que ha desarrollado una plataforma de teleterapia. Moisés González, director de la compañía, ha explicado que la idea es ofrecer terapias a través de internet con el objetivo de “dar continuidad a la terapia presencial para que los pacientes puedan realizarla en sus domicilios y que el profesional pueda seguir los resultados”. Se trata de terapias de estimulación cognitiva: entrenamiento de la mente, cálculo, visión espacial, matemáticas o lenguaje.

El proyecto se inició hace un año y en un par de meses se empezará a trabajar con usuarios. “Las ventajas son claras, el usuario puede realizar la terapia en su domicilio y puede hacer muchas horas de terapia con un coste muy bajo”, asegura. El proyecto va dirigido a enfermos de alzhéimer en sus primeras fases y un teléfono móvil o una tableta pueden ser suficientes para acceder a la plataforma. [...]

Vía DICYT.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.