El cerebro humano en una supercomputadora

De Bustos, González y López. marcos león

De Bustos, González y López. marcos león

En menos de una década los ordenadores podrán simular todo lo que hace el cerebro humano. Los responsables de una de las firmas con más experiencia en informática profesional expusieron ayer en el campus de Gijón los próximos hitos en el mundo de las computadoras. Óscar de Bustos, director de la división española de computación de altas prestaciones (HPC) de la empresa Bull, señaló durante su presentación que el próximo gran salto, que se verá en apenas dos años, permitirá multiplicar por 32 la capacidad actual de los procesadores. «No habrá medida en requisitos de usuarios. Se multiplicará por mil la memoria y el ancho de banda», subrayó el directivo, quien confirmó que los sistemas serán, además, «más sencillos» para el usuario, cumpliendo los mismos requisitos de consumo energético y de ocupación de espacios.

C. J. / La Nueva España

En esa carrera por desarrollar el nuevo “cerebro” informático, «Estados Unidos cuenta con muchas capacidades» , defendió el responsable de la división de HPC de Bull en España durante la charla celebrada en la Politécnica. La supercomputación a máxima capacidad desarrolla una potencia de «exaflop», la medida que marca las operaciones de cálculo que puede realizar un procesador. Esa barrera se superará en 2020. «Será a partir de entonces cuando podamos simular completamente todo lo que hace el cerebro humano», confirmó Óscar de Bustos. En Europa, Alemania, Italia y Francia se encuentran a la cabeza de este tipo de desarrollos, apuntó el directivo.

Bull es una importante empresa informática de origen francés especializada en soluciones de computación de altas prestaciones que tiene presencia en medio centenar de países en todo el mundo. Con su presentación en la Escuela Politécnica de Gijón, la dirección del centro quiere poner en el acento en la vinculación que mantienen con el tejido industrial también en el sector de la informática. Próximamente realizarán una nueva presentación para dar a conocer a los alumnos de la Universidad de Oviedo las posibilidades de empleo en el sector de la computación. «Cada dos o tres años tenemos nuevos avances en la evolución de las memorias de los procesadores», indicaron los responsables de la empresa durante su visita al campus.

Carlos González, encargado del área de desarrollo de negocio para Galicia y Asturias en Bull, comentó a los alumnos que la tendencia actual de la empresa es de crecimiento. En este momento suman 9.000 empleados en todo el mundo. «Los procesadores van aumentando su capacidad a medida que pasa el tiempo pero la necesidad de recursos de computación también es mayor», afirmó González, tratando de acercar así a los estudiantes la realidad del sector. «Hace unos años se nos anunció que cada dos años el número de transistores en los procesadores se duplicaría y se ha cumplido», agregó el directivo.

Para los responsables de Bull la sexta generación informática se está cocinando en este momento en las grandes compañías. «Hace ochenta años la informática era mecánica, hoy es todo electrónica pero lo verdaderamente revolucionario es el salto hacia paquetes de un ancho de banda cada vez más elevado», concluyó González.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.