Sebastián Seung, tras el sueño de Ramón y Cajal

Sebastian Seung, experto en neurociencia

Sebastian Seung, experto en neurociencia.

El MIT abre la puerta al ‘científico ciudadano’ con el Proyecto Conectoma.

Sebastián Seung (Nueva York, 1966), físico de formación, centra sus esfuerzos en el mapa de las conexiones neuronales. El científico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) explica en qué consiste el proyecto Conectoma, que ha venido a presentar en España de la mano de BBVA, de una manera tan gráfica como peculiar y divulgativa: “Quiero hacer con una presentación de las conexiones en nuestro cerebro similar al que encontramos cuando tomamos la revista de una línea aérea y vemos el mapa con todos lo destinos, de dónde a dónde se viaja, cómo, en cuánto tiempo”…

Su campo de trabajo es una intersección entre la ciencia, física y tecnología. La investigación que dirige tiene la misión de hacer un mapa tan preciso de las conexiones neuronales similar al que se tiene del genoma.

Seung, de origen coreano, acaba de publicar en RBA, Proyecto Conectoma. El libro arranca con una ilustración de Ramón y Cajal. “Me dio los permisos su nieta y le estoy muy agradecido. Él fue pionero en este campo y ahora quiero hacer real su sueño”, confiesa.

El método, en cambio, no solo está condicionado por la tecnología usada, ordenadores de última generación y microscopios sensiblemente más avanzados que los de hace un siglo, sino también por la participación social. Seung cuenta con la participación de los internautas. En el MIT se ha creado Eye Wire cuya actividad la conducen una legión de, según Seung, ‘científicos ciudadanos’. Poner el adjetivo ciudadano, ¿no frivoliza el término? “Es una manera de dar reconocimiento a los que participan en la página y ayudan a mejorar los sistemas de inteligencia artificial”. En Eye Wire se utilizan dinámicas de juego para incentivar la participación. Quien corrija mejor los patrones reflejados en la web o envíe fallos irá ganando puntos. Así es como José Erre, venezolano afincado en España, se ha convertido en el líder de la comunidad en español.

Aunque suene muy complejo, la tarea no difiere mucho de los libros infantiles de colorear. “Valoramos su tiempo y su aportación, al margen de si es complejo o no el trabajo”, defiende el científico. De momento, cuentan con más de 30.000 visitantes, que resulta de gran ayuda para Ignacio Arganda, español con plaza en el MIT, dedicado a la inteligencia artificial dentro esta investigación. “Cuanto mayor sea el número de gente corrigiendo y aportando, más preciso será nuestro sistema”, insiste.

Este no es el único proyecto del MIT que confía en los ciudadanos para colaborar en sus investigaciones. Planet Hunters, cazadores del planeta en español, se centra en la astronomía, y Fold.it propone rompecabezas.

Vía El País. Foto: Samuel Sánchez.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.