Los investigadores llegan a la cueva de La Güelga

Mario Menéndez, en el centro, supervisa los trabajos de limpieza en el entorno de La Güelga previos a las excavaciones. Foto: Nel Acebal

Mario Menéndez, en el centro, supervisa los trabajos de limpieza en el entorno de La Güelga previos a las excavaciones. Foto: Nel Acebal

Después de cuatro años sin realizarse excavaciones en el yacimiento de La Güelga, el equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que dirige Mario Menéndez llegó ayer a Cangas de Onís para iniciar una nueva campaña en la que se contará con la colaboración del equipo dirigido por el arqueólogo alemán Gerd-Christian Weniger, profesor en la Universidad de Colonia y director del Museo de Neandertal en Mettmann.

Ana Moriyón / El Comercio

Será el lunes cuando ambos grupos de expertos comiencen a trabajar codo con codo en La Güelga para recuperar nuevas muestras que permitan a los investigadores alemanes realizar una nueva datación de la ocupación del yacimiento mediante el estudio de los componentes minerológicos que se encuentran en los diferentes niveles de la excavación. La prueba del carbono 14 realizada en la Universidad de Oxford sitúa algunos de los restos localizados en este yacimiento en hace 45.000 años, pero los expertos saben que una nueva datación cronológica podría concretar mucho más la ocupación de este yacimiento y avanzar en la teoría sobre la desaparición tardía del hombre neandertal y su coexistencia con el hombre moderno en esta zona hace 40.000 años.

Desde ayer, y durante todo el fin de semana, el grupo de siete personas que dirige Mario Menéndez, compuesto por geólogos, paleontólogos y antropólogos, prepara la zona abandonada en estos últimos cuatro años y llena de maleza y restos de animales. «Lo primero es limpiar la zona para empezar a trabajar, después de cuatro años está todo lleno de maleza y hay que hacer un trabajo previo importante», destaca Mario Menéndez, quien confía en que el lunes puedan comenzar a tomar muestras. Los trabajos se prolongarán durante quince días.

El equipo de la UNED lleva trabajando en el entorno de La Güelga desde 1990 aunque, concretamente en la zona más alta que ahora es objeto de estudio, lo hace desde el año 2000 y hasta hace cuatro años. En esta zona se han encontrado importantes restos líticos, aunque destaca el hallazgo de un diente premolar humano en el verano de 2008.

Reportaje relacionado: El diente de Adán

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.