La vida es así… 25 años después

Érase una vez... la vida  fue la primera serie de dibujos divulgativos de TVE y barrió en las audiencias

Érase una vez... la vida fue la primera serie de dibujos divulgativos de TVE y barrió en las audiencias. Foto: Planeta de Agostini.

Ya ha pasado un cuarto de siglo desde el día en que Érase una vez… la vida se estrenó en TVE, el 3 de octubre de 1987. Con los míticos dibujos animados producidos por el cineasta francés Albert Barillé, los televidentes aprendieron qué cara tiene un glóbulo rojo, lo feos que son los virus y que el impulso nervioso se pega una buena carrera para llevar su mensaje. La serie se ha emitido en más de 30 países y traducido a más de 20 lenguas.

Los cromosomas femeninos, con unas repeinadas pestañas, esperan la llegada de sus parejas masculinas en el interior del óvulo. “Mirad quién viene, ¡nuestros cromosomas de complemento!”, exclama una. “¿Nos entenderemos con ellos?”, pregunta inquieta otra. “Siempre con las mismas preguntas tontas, ¿no, colega?”, protesta el resto. Y parece ser que sí se entienden. Los cromosomas con pestañas se acercan coquetamente a los ataviados con bombín y pajarita. “No están nada mal, ¿sabes?”. Empiezan a reír y a bailar. La voz en off apunta: “Ahora todo va a comenzar”.

Así se produce la fecundación en el capítulo dedicado al nacimiento de Érase una vez… la vida, la serie de dibujos animados que se estrenó en Televisión Española (TVE) hace 25 años, el 3 de octubre de 1987.

TVE no solo emitió esta serie francesa sino que participó en su producción. “TVE había tomado la política de abrirse al mercado internacional”, explica a SINC Jesús González, jefe de coproducciones internacionales del momento. Gracias a su rentabilidad, había un gran interés en la búsqueda de series de dibujos animados. “En ese momento había poca competencia y la audiencia un domingo después de comer era el equivalente a la de un partido de fútbol”, explica González.

Así que González partió a los festivales internacionales donde exponían las grandes productoras y en el de Montecarlo conoció a Albert Barrillé, director y productor, a quien clasifica con cariño como una rara avis en el mercado internacional. “En una época en la que se llevaban los puñetazos y los monstruos japoneses, o la sensiblería de Heidi, sus dibujos iban completamente a contracorriente”, recuerda.

Érase una vez… la vida es la traducción de Il était une fois… la vie, producida por el estudio de animación Procidis y dirigida por Barrillé. “La misión de la televisión pública en esos años era divulgar cultura y esta fue la primera serie de dibujos divulgativos de TVE –apunta González–. Y barrió en las audiencias”. [...]

Vía SINC.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.