Freno de primera mano

Alonso, con su bicicleta de competición. Juan Plaza / La Nueva España

Alonso, con su bicicleta de competición. Juan Plaza / La Nueva España

Hasta sus compañeros de competición japoneses se quedaron sorprendidos con las manetas de su bici. «¿Pero de qué marca son?», le preguntaron. Y eso que lo tienen grabado: Prodintec. Nada de «made in Tokyo» o «made in Taiwan». Hechas en Gijón. Javi Alonso, gijonés subcampeón del mundo y campeón de Europa de biketrial, ha comenzado a competir con unas nuevas manetas para activar los frenos de su ligera bicicleta, concebidas en el seno del Parque Tecnológico del Intra. Son más largas, con mejor adaptación y más resistentes y, aun así, más ligeras. Lo soñado por un deportista de élite que se dedica a saltar y superar obstáculos imposibles a lomos de su bici.

Pablo Tuñón / La Nueva España

Los frenos son un elemento esencial para el equilibrio del deportista en sus saltos y caballitos. De ahí, lo contento que se muestra Javi Alonso con la ventaja competitiva que le proporcionan las manetas fabricadas por la Fundación Prodintec en su sede del Intra. «Cuando uno está al límite y entrena todo lo que puede para competir al más alto nivel cualquier ayuda es genial. Y estas manetas sólo las tengo yo. Mis competidores venían a verlas antes de los campeonatos», cuenta Alonso, que descansa tras la última temporada de biketrial, en cuyo final pudo hacer uso del innovador elemento.

La Fundación Prodintec, centro tecnológico dedicado a la innovación en el diseño y producción industriales, surgió así como un excelente aliado para mejorar la herramienta de competición de Javi Alonso. A ello ayudó su amistad con Ignacio Gómez, ingeniero que trabaja en la sección de tecnologías de fabricación de Prodintec. «Nos conocemos y me dijo que estaba en esta fundación. Salió así que igual podían hacer algo para mejorar mi bici», cuenta Alonso.

La tarea no era fácil. El subcampeón del mundo gijonés, puesto que alcanzó en 2009, compite con un prototipo de Monty, una de las empresas punteras dedicadas al trial. Sin embargo, encontraron en las manetas un elemento a mejorar. «Era complicado mejorarlas. Pero el resultado fue excelente», asegura Alonso.

Ahí comenzó el trabajo de Ignacio Gómez en Prodintec, haciendo uso de una revolucionaria tecnología de fabricación láser. «Estaba complicado si se pensaba en los sistemas de fabricación tradicionales. Pero hay que cambiar el chip con nuevas formas, como la fabricación aditiva», explica Gómez, que diseñó con el ordenador una maneta más larga, como quería Javi Alonso, y personalizada.

Además, decidieron cambiar el material de la pieza utilizando titanio en vez del aluminio. «El aluminio es más ligero, pero mucho más frágil que el titanio», explica Gómez. Aun así, a pesar de ser más larga y de un material más pesado, la nueva maneta (10 gramos) pesa menos que la anterior (16 gramos). La reducción de peso, aunque pueda parecer imperceptible, es algo muy valorado por los competidores de élite de este deporte, que hasta agujerean las llantas para hacer sus velocípedos más ligeros. En este caso, la pieza es de menor peso al ser hueca por dentro, algo que permite fácilmente la fabricación aditiva.

Un láser fue plasmando lo diseñado en el ordenador, a modo de impresora en tres dimensiones, fundiendo capa a capa el titanio. Surgieron así dos manetas como dos guantes para Alonso tras nueve horas de fabricación. «Las fábricas de bicis no pueden hacer algo así porque carecen de esta tecnología», asegura el campeón europeo de biketrial. Sin embargo, Ignacio Gómez asegura que esta tecnología de fabricación está creciendo. «Tiene muchas aplicaciones. Por ejemplo, para hacer prótesis o piezas médicas adecuadas a cada paciente. En 15 años igual tenemos impresoras de este tipo en casa para fabricar tus propios zapatos o calzoncillos», explica el técnico de Prodintec.

De momento, quien puede disfrutar de los beneficios de esta tecnología es Javi Alonso. «La maneta es más larga y puedo hacer más palanca para frenar», explica. Gómez lo expresa de forma clara: «Es la maneta la que se adapta al deportista y no éste a las manetas que hay en el mercado», señala.

De esta forma, el gijonés adquiere mayor potencia de frenada para saltar y superar obstáculos con su ligera bicicleta. «La frenada es superimportante. Y la maneta me da un tacto increíble», asegura. Ahora sólo falta que su alianza con Prodintec ayude a engalanar sus vitrinas con nuevos premios.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.