La UE quiere involucrar a parados y jóvenes en proyectos de ciencia ciudadana

La Unión Europea propone utilizar la cada vez mayor infraestructura interconectada de ordenadores y dispositivos móviles para implicar a la ciudadanía en proyectos de investigación, especialmente a los jóvenes y desempleados, que lo podrían poner en su currículo. Un libro blanco sobre e-ciencia, coordinado desde la Universidad de Zaragoza, recogerá la propuesta.

La Unión Europea quiere involucrar a los parados y a los jóvenes en proyectos de ciencia ciudadana, junto al resto de la población. De esta forma se podrá aprovechar en procesos de investigación el potencial de cálculo que representa la infraestructura cada vez mayor de ordenadores y dispositivos móviles, continuamente interconectados entre sí. Las propias personas pueden formar parte de esta red, donde en vez de ordenadores se tienen en cuenta sus cerebros. Incluso podría quedar constancia de esta colaboración con la ciencia en el currículum del ciudadano, especialmente de los desempleados.

Esta cuestión es una de las peticiones que se incluyen en el proyecto europeo SOCIETIC, que va a ser coordinado por el Instituto de Investigación de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza durante los dos próximos años y en el que van a participar seis centros de investigación, innovación y empresas de Austria, Brasil, Portugal y España.

El objetivo es sentar las bases de este nuevo paradigma de investigación, como es la e-ciencia, en un libro blanco con recomendaciones para la UE sobre cómo involucrar a la sociedad en la investigación a través de las nuevas tecnologías. La UE ha creado una nueva unidad para la integración del ciudadano en los procesos de ciencia y de innovación en el nuevo Horizonte 2020, en el que el Libro Blanco del proyecto SOCIETIC servirá para fijar las características de futuros proyectos de este ámbito.

El BIFI ha sido designado como centro coordinador gracias a su amplia experiencia en el desarrollo de la ciencia ciudadana gracias a Ibercivis, una plataforma de computación voluntaria que se puso en marcha en el año 2008, con investigaciones sobre fármacos contra el cáncer o fusión nuclear con más de 30.000 personas conectadas. Recientemente se ha constituido como Fundación Ibercivis, entidad privada sin ánimo de lucro, creada para dinamizar la labor de colaboración con la investigación ciudadana y realizar actividades de divulgación y formación. [...]

Vía SINC

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.