«Los ciclos formativos tienen un perfil mucho más práctico y concreto que la Universidad»

Javier Cueli, en uno de los talleres del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) La Laboral

Javier Cueli, en uno de los talleres del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) La Laboral. Foto: Isaac Rubio

«Deberíamos colaborar más con el campus, nosotros podemos tener alguna instalación de la que ellos carecen».

Javier Cueli Llera es el nuevo director del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) La Laboral. A lo largo de este año se han propuesto poner en marcha un sistema de prevención de riesgos laborales que se asemeje al que los alumnos se van a encontrar en el mundo de la empresa el día de mañana. A su juicio, sería conveniente además desarrollar una dinámica de trabajo conjunta con el vecino campus universitario y el Parque Científico y Tecnológico. Cueli es profesor del CIFP La Laboral desde el curso 1998-1999. Antes estuvo en centros de Oviedo y Moreda de Aller y en la Universidad de Oviedo, en la antigua Escuela de Ingeniería Técnica Industrial. Imparte docencia en el área de proyectos de sistemas energéticos y en los ciclos de prevención de riesgos laborales en la modalidad a distancia y el de frío y calor.

-Dirige uno de los centros de referencia en la formación de alumnos de la rama industrial. ¿Qué necesidades tienen?

-Tenemos la suerte de estar en un entorno privilegiado, con el Parque Científico y Tecnológico al lado, la Escuela de Ingenieros, y el propio edificio de la Laboral que nos permite contar con unas instalaciones que no en todos los centros las tienen, pero aunque todo eso son ventajas a veces también surge algún inconveniente porque los consumos de energía eléctrica y de gas para la calefacción, comparados con un centro habitual, se disparan considerablemente. [...]

-¿Y las relaciones de vecindario con la Universidad?

-Ahora mismo no existe ningún programa que nos relacione directamente con ellos, aunque sí se establecieron algunos contactos para mirar la posibilidad de mantener algún tipo de relación. Los alumnos que están en los ciclos de grado superior están aquí, pero podrían estar allí enfrente en la Universidad. Deberíamos colaborar más. Nosotros podemos tener alguna instalación de la que ellos carecen y también nos podríamos beneficiar del conocimiento que tiene la Universidad.

-¿En la rama industrial, la FP se puede convertir en complemento de determinados estudios universitarios?

-Todo el mundo dice que tenemos la pirámide de los estudiantes invertida respecto a algunos países europeos y yo creo que los ciclos formativos de grado superior sí que tienen un perfil mucho más práctico y concreto que el que pueda tener la formación universitaria. Cuando un alumno hace un ciclo formativo de grado superior no se le cierran las puertas a la Universidad y puede continuar después.

-¿Hay trasvase de titulados universitarios a la FP?

-No muchos, pero sí que hay. En algunos casos vienen buscando esa parte más práctica y más inmediata que tienen los estudios de FP.

-¿Cómo son los índices de inserción laboral de sus alumnos?

-El porcentaje de alumnos que terminan y encuentran trabajo es muy alto, no en todas las especialidades pero en general era muy alto. Ahora con la crisis seguramente eso no va a seguir siendo así en todos los casos, pero hay especialidades que andaban por el 90%. Las que tienen un contenido tecnológico importante normalmente tienen buena inserción laboral.

-¿Recomendaría a cualquier estudiante que se acerque a los ciclos formativos?

-Yo recomendaría que hicieran lo que les guste, eso lo primero, y lo segundo, la FP es o debería de ser una salida normal de los estudiantes. No todo el mundo tiene por qué ir a la Universidad y ser licenciado. Que hagas FP no te cierra ningún camino para poder seguir estudiando. La mano de obra poco cualificada no tiene muchas perspectivas laborales. [...]

Vía: La Nueva España

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.