EE UU elige el “modelo Avilés” de Salud Mental para divulgar las nuevas ideas

Profesionales, enfermos y familiares de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental, reunidos con motivo del premio de LA VOZ. Foto: Marieta

Profesionales, enfermos y familiares de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental, reunidos con motivo del premio de LA VOZ. Foto: Marieta

La calidad de los profesionales de Salud Mental de Avilés ha convencido a los profesionales estadounidenses hasta el punto de ser elegidos para divulgar en España el concepto del ‘recovery’, que busca potenciar la autonomía del enfermo mental y erradicar todos los estigmas sobre ella.

Además del buen trabajo de Salud Mental, reconocido el pasado año en los Premios de La Voz de Avilés, el germen de esta elección se sembró en 2009 durante el congreso anual de Equipos de Tratamiento Asertivo Comunitario (ETAC) que cada mes de junio se imparte en la ciudad. En él participaron representantes de los equipos que desarrollan este sistema de trabajo en Estados Unidas. En concreto, se trataba de Steven Herbinger, presidente del colectivo de ETAC que desarrolla su labor en Estados Unidos.

Fernando del Busto / El Comercio

El conocimiento de la realidad avilesina y el compromiso de todos los profesionales, con independencia de su categoría, con la lucha contra el estigma y la integración del enfermo mental justificaron plenamente la elección.

El siguiente paso fue la invitación por el propio Herbinger a un equipo asturiano al seminario internacional impartido en Boston sobre el ‘Liderazgo global’. Lo imparte Marianne Farkas, catedrática en la Universidad de Boston, e invitan a participantes de todo el mundo. En el caso de Avilés, acudió Juan José Martínez Jambrina, jefe de Salud Mental en Avilés, junto con otros representantes asturianos, como miembros de la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales. (…)

Las claves del “Recovery”
«La idea del “Recovery” comenzó a lanzarse hace quince años en Estados Unidos. Marianne Farkas es su principal impulsora», explica Juan José Martínez.

El objetivo principal es modificar la situación del paciente en el ciclo de tratamiento de la enfermedad mental. Deja de convertirse en un sujeto pasivo, para ser un elemento activo, y si plantean horizontes que, hasta ahora, suenan utópicos, al menos en los casos más graves. Su voz cada vez cobra más importancia.

«El trabajo está centrado en programas anti-estigma y cuestionan aspectos como la irreversibilidad o la cronificación del enfermo mental», explica Jambrina. También se logran avances en la inserción de este colectivo en el mundo laboral de una manera que resulta impensable en España. «En Estados Unidos, muchos usuarios están contratados», destaca. La incorporación al mundo laboral de los enfermos mentales es uno de los aspectos que más destaca Jambrina en la experiencia desarrollada en Boston.

Aunque estas ideas comienzan a llegar a España, Jambrina subraya que «la forma de trabajo y las ideas de los Equipos de Tratamiento Asertivo Comunitario son un terreno abonado».

La participación en el seminario en Boston implicaba el compromiso de que Avilés sirviese como una «cabeza de puente» para divulgar estas ideas en España. Más que en el plano teórico, pues ya son conocido, experiencias prácticas. El distintivo de ser una buena práctica para el Ministerio de Sanidad es otro elemento que influyó en la elección.
«Tenemos un proyecto a tres años, con un seguimiento mensual a través de videoconferencias. En marzo vendrá una colaboradora de Farkas, posiblemente María Elvira Restrepo, aunque aún no esta confirmado. El objetivo es implantar el ‘Recovery’ en todos los dispositivos. Empezamos de cero e iremos poco a poco. Ahora mismo trabajamos en varios proyectos», destaca Martínez Jambrina.

Además, la propia Marianne Farkas visitará Avilés, en concreto en junio coincidiendo con el Segundo Congreso Europeo de Tratamiento Asertivo Comunitario, donde estos conceptos serán uno de los protagonistas.

De esta manera, podrá conocer sobre el terreno las características del trabajo que se realiza en la comarca. Así, las diferentes experiencias servirán para que los profesionales que acudan de toda España aprendan los principios del modelo y luego puedan desarrollarlos en sus lugares de trabajo adaptándolo a las características de los equipos. Así se alcanzará otro de los objetivos fijados como es crear una red que comparta las experiencias.

El “modelo Avilés”
El diálogo realizado en Estados Unidos no sólo sirvió para que los profesionales asturianos y los representantes de las asociaciones de enfermos aprendiesen unos nuevos conceptos.

El ‘modelo Avilés’ también despertó el interés en diferentes aspectos que elogiaron los estadounidenses. «Una de las cosas que más les sorprendió fue la profesionalización de los equipos, allí existe un mayor grado de implicación de voluntarios, se trabaja de un modo más amateur», comenta.

En el fondo está otro de los elementos que más sorprende a los profesionales estadounidenses cuando se acercan a la sanidad española y es su carácter público. «La existencia de un sistema sanitario público es una de las cosas que más les llama la atención. La necesidad de no tener que buscar financiación todos los años les resulta extraño. Ellos trabajan con un sistema privado y cambian mucho las cosas: tener que buscar financiación todos los años, no competir por los mismos pacientes o tratar de evitar los casos más complicados porque son las que generan unos mayores costes. Son algunas de las diferencias más importantes entre su forma de trabajar y la que tenemos nosotros», concluye Martínez Jambrina.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.