Hacia una agricultura integrada inteligente

Los cambios meteorológicos estacionales abruptos como las riadas, las heladas prematuras y las tempestades de nieve generan múltiples quebraderos de cabeza en forma de pérdida de cultivos o ganado a aquellos que viven del campo. Aunque muchos de estos problemas son naturales y hasta cierto punto inevitables, la industria agropecuaria no deja de adaptarse a este tipo de retos. No obstante, puede que una de las principales invenciones del siglo XX, el ordenador, dé paso a una nueva revolución.

La práctica agropecuaria ha afrontado sus retos con innovaciones en cada ámbito, como por ejemplo sistemas inteligentes que regulan los motores y ahorran combustible. Las tecnologías han ganado terreno en este sector impulsadas por la necesidad de ampliar la temporada de cultivo y la producción. Una de ellas, la referente a satélites y sensores, permite que la maquinaria agrícola realice el trabajo en los terrenos de cultivo de manera autónoma, aumentando así la eficiencia en la distribución de semillas, fertilizantes y plaguicidas. No obstante, este tipo de mejoras está alcanzando un límite de desarrollo.

A partir de ahora se pretende incorporar cada uno de estos sistemas en los de producción «ciberfísica», que permiten registrar el proceso completo de manera electrónica, desde el ordenador de la explotación hasta la propia cosecha. Estos sistemas podrían mejorar notablemente la eficiencia y la calidad. Investigadores del Instituto Fraunhofer de Ingeniería de Software Experimental (IESE) de Kaiserslautern (Alemania) desarrollaron un programa informático que demostrará los beneficios de los sistemas en red para la agricultura y la ganadería europeas. [...]

Vía CORDIS.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.