Radiografía de la patente más rentable de la historia de España

Margarita Salas

Margarita Salas. Foto: Lefty4ever.

Que le pregunten a Margarita Salas (Asturias, 1938) si la investigación en ciencia básica es rentable. O al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuál es la única fuente de la mitad de sus ingresos por royalties -entre sus miles de patentes- desde 2003 a 2009.

La discípula de Severo Ochoa responderá que hace más de 40 años se le ocurrió, sin esperar ningún resultado, infectar la bacteria Bacillus subtilis con el virus Phi29, una investigación gracias a la que descubrió una proteína, la DNA polimerasa φ29, patentada en 1989 bajo el número de registro europeo 90.908.867, a nombre del CSIC. A continuación, asumirá también que es la patente más rentable de la historia de España.

En términos científicos, su descubrimiento ha multiplicado las posibilidades de observación del ADN, permitiendo su amplificación gracias a una velocidad de copiado sin precedentes. Sus aplicaciones son, más que ilimitadas, imprescindibles. Genetistas, biólogos, investigadores forenses o peritos policiales trabajan con muestras de ADN cada día, y no siempre cuentan con la cantidad suficiente. Por eso necesitan copiarlo: para verlo más grande.

“Siempre decimos que es la mejor polimerasa del mundo. Me siento muy contenta y orgullosa de que una investigación en ciencia básica haya tenido aplicaciones biotecnológicas importantes, y que además haya sido tan rentable”, cuenta a Teknautas Margarita Salas desde su despacho del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, en Madrid, donde sigue dirigiendo investigaciones relacionadas con el virus Phi29, una especie de segundo marido con el que prontó cumplirá sus bodas de oro. [...]

Vía Teknautas. Autor: David Pérez.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.