España no saca partido a los beneficios fiscales a la I+D

El robot 'Curiosity' que explora Marte lleva una estación meteorológica desarrollada por investigadores y empresas españolas

El robot 'Curiosity' que explora Marte lleva una estación meteorológica desarrollada por investigadores y empresas españolas. Foto: NASA.

Las trabas burocráticas o el mero desconocimiento llevan a una caída de la financiación de la innovación en las empresas españolas en 2012, según una encuesta a más de 4.000 compañías de Europa y Canadá.

El año pasado, la financiación de la innovación empresarial en España bajó un 34% respecto al año anterior. Esa financiación se refiere a las desgravaciones y ventajas fiscales de las que pueden beneficiarse las empresas que innovan (generan nuevos productos o avances tecnológicos basados a su vez en el conocimiento generado a base de investigación y desarrollo, o I+D). Esas ventajas son claves para que florezca una economía basada en el conocimiento y la tecnología, es decir, un sistema parecido al de países como Alemania, que ya diseñan los coches, electrodomésticos o robots que importarán otros países menos innovadores dentro de unos años.

La caída de esa financiación en España es igual a la de Portugal y ambos países quedan muy retrasados respecto a otros países europeos. Los datos vienen de una nueva encuesta realizada entre 4.320 empresas innovadoras de 10 países: Alemania, Bélgica, España, Francia, Hungría, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa y Canadá, el único país no europeo que se ha consultado. En todos estos países la financiación de la innovación ha bajado un 22% de media, un dato malo, pero mejor que el registrado en España y Portugal, que se encuentran “en el ojo del huracán”, según Alma Consulting, la consultora que ha realizado el análisis, presentado ayer en Madrid. Si las cosas siguen como hasta ahora, el 45% de las empresas de España y Portugal verán caer la financiación de sus actividades innovadoras, alerta el informe.

España no saca tanto partido de los beneficios fiscales de la I+D y la innovación por varias razones, según la encuesta. Esto se debe en parte a la falta de conocimiento (15%), las complejidades burocráticas (17%) , que hay actividades no deducibles (28%) o que hay poco interés financiero por desgravar la innovación (21%), según el informe.[...]

Vía Materia. Autor: Nuño Domínguez.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.