Un colegio en la nube para revolucionar la educación

¿Podrá internet darle educación a todos?

¿Podrá internet darle educación a todos?

Hace unos años el profesor Sugata Mitra puso un computador con banda ancha en un barrio bajo de Nueva Dehli, la capital de India, en una zona en la que el conocimiento acerca de internet era prácticamente nulo.

Lo dejó ahí, solo, sin explicarle a nadie qué era, cómo se usaba y para qué servía.

Cuando volvió, pensando que el computador iba a estar desvalijado, los niños lo recibieron con diferentes críticas: “El procesador es demasiado lento”, “el mouse está dañado”. Y con una queja: “Nos diste un computador que solo sirve en inglés, así que tuvimos que aprender inglés”.

Mitra quedó estupefacto, y de ese experimento desarrolló un modelo de educación por el que recientemente ganó el Premio TED, galardón entregado por Tecnología, Entretenimiento y Diseño (TED), una la reputada organización dedicada a las “Ideas dignas de difundir”.

Llamado el “colegio en la nube”, el modelo pedagógico del profesor indio consiste en dejar a los estudiantes por sí solos en la clase y en ocasiones moderados por una “abuelita” a través de Skype.

Muchos creen que con su idea de un colegio sin profesores Mitra puede darle un sacudón al modelo tradicional de educación.

Y no es el único embarcado en esta gesta.

“Abuelitas” moderadoras

Mitra recibió US$1 millón por el premio y en la reciente conferencia TEDGlobal, en Edimburgo, explicó que con eso pretende crear cinco escuelas de nube, tres en India y dos en Reino Unido.

“La escuela en la nube es, básicamente, una escuela sin maestros físicos. Necesitamos esto porque en muchos lugares no se puede conseguir profesores o los profesores son malos”, dijo.

El más remoto de los lugares es Korakati, una aldea en el este de India, donde espera construir una escuela en los próximos cuatro meses.

Y será, en efecto, algo muy diferente a la escuela convencional: una cápsula de vidrio llena de computadores con una pantalla grande que les permite a unas “abuelitas” moderar la sesión por Skype.

Las “abuelitas” son mujeres retiradas en Reino Unido que para Mitra son la mejor figura de autoridad suave. Su trabajo va desde leerles historias a los niños a sugerirles actividades.

Sin embargo, dice Mitra, “la clave es que los niños se organicen por sí solos”.

No hay horarios ni plan de estudios.

“Tendremos 300 niños el primer día y todo será un caos. Pero poco a poco, los niños se irán organizando”, explica.

“En las primeras semanas se vuelven locos con los juegos. Después, un niño descubre Paint y los otros se copian. Después de cuatro meses descubren Google”, señala.

A los niños no se les advertirá previamente de la existencia de la moderadora, pero en algún momento durante el primer par de semanas aparecerán en la pantalla grande.

“Van a ser de tamaño natural, porque esto es importante para los niños. Será interesante ver cómo reaccionan”, anota Mitra. [...]

Vía BBC Mundo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.