Ben Goldacre: “Los fallos en los ensayos clínicos cuestan vidas”

Ben Goldacre, autor de Mala Farma

Ben Goldacre, autor de Mala Farma. Foto: Iona Hodgson.

El médico británico denuncia las malas prácticas de las farmacéuticas en su libro “Mala Farma”. Su campaña para que se publiquen los resultados negativos está obteniendo los primeros frutos.

El 90% de los ensayos clínicos son patrocinados por la industria farmacéutica, los ensayos que dan resultados negativos no se publican y los médicos prescriben medicamentos agasajados con viajes y regalos de todo tipo. Son algunas de las distorsiones que denuncia Ben Goldacre en su libro “Mala Farma”, publicado por Paidós, un concienzudo ensayo sobre los fallos del sistema médico y las posibilidades reales de mejorarlo y ayudar a salvar más vidas.

Le confieso que cuando leí su libro me asusté bastante, ¿era su intención?

No era mi intención, lo que quería denunciar es que los médicos y científicos no hemos sido suficientemente ambiciosos para arreglar los problemas de la medicina. Probablemente la razón es que trabajamos con problemas abstractos y solemos olvidar que los números se traducen en sufrimiento en el mundo real.

Pero, ¿está nuestra salud en peligro?

Soy muy claro en esto: no es muy frecuente que un medicamento que sale al mercado haga más daño que bien. Eso sucede a veces, pero es infrecuente. Lo más importante es que estamos equivocados sobre el beneficio relativo de los tratamientos. Solemos fijarnos en la cantidad de vidas que se salvan, pero lo que vemos es que hay una combinación de ensayos clínicos mal diseñados o incompletos, o distorsionados por técnicas agresivas de marketing. Nadie vende nada que haga daño realmente, pero el paciente no está recibiendo los mejores tratamientos. Así que este libro es sobre las imperfecciones de la medicina, de nuestro fracaso a la hora de ser ambiciosos para arreglarlas. [...]

Su intención es conseguir que se publiquen los resultados negativos, ¿está teniendo resultados?

Sí, ha habido un increíble avance y estoy asombrado por lo que ha pasado. Escribí este libro pensando que solo lo leerían 2.000 personas, porque es una pieza difícil, no es un libro popular ni de autoayuda, sino una pieza seria sobre cómo funciona la ciencia. Pero en Reino Unido ha vendido 100.000 ejemplares y ha tenido un gran impacto político, hay diputados que han empezado a preguntar en el Parlamento y se han empezado a plantear cómo arreglar este problema. Los reguladores, la asociación médica británica, muchos han manifestado la necesidad de hacer algo y de publicar todos los resultados, incluidos los negativos, en el futuro. Pero todavía tenemos que poder acceder a los ensayos hechos en el pasado, porque los medicamentos que tomamos ahora se hicieron entonces. Por eso hemos iniciado una campaña llamada ‘All Trials’ (Todos los ensayos), accesible en la web www.alltrials.net, que tiene el apoyo de unas 50.000 personas y de importantes instituciones británicas, y también de GSK una de las mayores farmacéuticas del mundo, un gesto muy valiente porque reconocen que hay un problema que la industria al completo debe resolver. Parece que empiezan a entender que la trasparencia es importante. [...]

Vía La Información. Autor: Antonio Martínez Ron.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.