El observatorio costero de Luarca operará con otros del Mediterráneo y Canarias

La colaboración entre los diversos centros de investigación permitirá disponer de mayor información científica sobre los océanos.

El Sistema de Observación Costero MAREAS de Luarca, que está llamado a convertirse en un centro de referencia para la obtención de información exhaustiva de las profundidades del Cantábrico, estará conectado con instalaciones similares ubicadas en la costa mediterránea y en las Islas Canarias. De este modo, investigadores nacionales e internacionales podrán obtener «abundante información» sobre las profundidades marinas.

La constitución de esta red, que reafirma la importancia del futuro observatorio luarqués para la comunidad científica nacional, fue uno de los asuntos abordados ayer entre el consejero de Educación, Herminio Sastre, representantes del Ministerio de Ciencia e Innovación y diversas instituciones científicas nacionales en una reunión celebrada mediante videoconferencia.

Durante su transcurso, se constituyó la comisión de seguimiento que se encargará de supervisar la puesta en marcha y evolución de las directrices estipuladas en el convenio firmado el pasado diciembre entre el Principado y el Gobierno central para poner en marcha el proyecto.

Las primeras actuaciones, que se desarrollarán a lo largo de este año, se centrarán en la elaboración del proyecto de construcción de la infraestructura -para lo que debe convocarse un concurso público- y la redacción de la memoria científico-técnica, «que deberá ser aprobada por la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva y el Ministerio de Ciencia», indicaron desde la Consejería de Educación.

En el seguimiento del convenio, que cuenta con un presupuesto de 175.000 euros, participarán también representantes del Área de Trabajo y Asuntos Sociales de la Delegación del Gobierno y del Instituto Español de Oceanografía, lo que demuestra el interés y el compromiso existente para la ejecución de este observatorio, que formará parte del Mapa de Instalaciones Científicas y Técnicas Singulares del Estado y que, según las estimaciones, supondrá una inversión total de 25 millones de euros.

Al término de la reunión, Herminio Sastre señaló que el futuro complejo «se concibe como una instalación dedicada a la investigación científica en todos los aspectos relativos a las Ciencias del Mar».

De hecho, además de contribuir a ampliar los conocimientos sobre los océanos y a recabar información sobre el Área Marina Protegida Submarina de El Cachucho, permitirá impulsar diversas actividades relacionadas con el cambio climático y la gestión ambiental del mundo marino.

Asimismo, desde el observatorio costero de Luarca (que podría estar ubicado en las inmediaciones del instituto Carmen y Severo Ochoa, en Villar) se coordinará la aportación española a las directivas europeas de estrategias marinas y podrán realizarse pronósticos que resulten útiles para activar una red de alerta temprana ante contingencias como un vertido de grandes dimensiones.

Vía El Comercio

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.