Amador Menéndez recoge con "orgullo" el premio "Prisma" de las Ciencias

 Amador Menéndez, a la derecha, junto a otro de los premiados, el neurocientífico norteamericano Macknik. Carlos Fernández Pardellas / La Opinión De La Coruña

Amador Menéndez, a la derecha, junto a otro de los premiados, el neurocientífico norteamericano Macknik. Carlos Fernández Pardellas / La Opinión De La Coruña

El investigador asturiano Amador Menéndez recogió ayer en el Ayuntamiento de La Coruña el premio “Prisma” de las Ciencias al mejor artículo periodístico de divulgación científica durante 2012, por un trabajo publicado en febrero en La Nueva España y titulado “Nuevos desafíos en el sector energético”. Al galardón, considerado oficiosamente como el premio nacional de periodismo científico, concurrieron más de cien trabajos de diarios nacionales y regionales y de revistas especializadas.

E. G. / La Nueva España

Amador Menéndez, químico de formación, colaborador habitual de este periódico, trabaja en el Instituto Tecnológico de Materiales de Asturias (ITMA), después de una prolongada estancia investigadora en los Estados Unidos.

El trabajo divulgativo ahora premiado explicaba, entre otros avances científicos, las claves de ventanas y pinturas que atrapan la luz del Sol, móviles que se recargan en segundos, electricidad inalámbrica y tinta electrónica ecológica.

Además de su trayectoria como investigador, Amador Menéndez acumula un amplio bagaje como divulgador. En el año 2009, obtuvo el Premio Europeo de Divulgación Científica por su libro “Una revolución en miniatura. Nanotecnología y disciplinas convergentes”, sin olvidar sus frecuentes conferencias.

Los premios “Prisma”, concedidos por los museos científicos de La Coruña y por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) se conceden desde hace 26 años en seis categorías, más un premio especial a toda una trayectoria científica, que este año recayó en el investigador Ángel Carracedo Álvarez, que fue quien pronunció la conferencia conmemorativa de la jornada.

Tras la ceremonia, Amador Menéndez destacaba su “orgullo” por el premio que avala un artículo periodístico en LA NUEVA ESPAÑA “y frente a las más prestigiosos publicaciones del país”. Menéndez tuvo oportunidad ayer de charlar y fotografiarse con otro de los premiados, el divulgador y neurocientífico norteamericano Stephen Macknik, del Barrow Neurological Institute (uno de los más prestigiosos centros de investigación mundial en el campo de la neurociencia).

Amador Menéndez une su nombre al de divulgadores e investigadores bien conocidos como Manuel Toharia, Gómez Romero, Juan Luis Arsuaga o Sánchez Ron, entre otros.

Tras la ceremonia de entrega de los premios hubo almuerzo oficial.

Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.