Asturias esconde 226 tesoros

Un mapa identifica los caladeros que ocupan casi un millón de hectáreas donde faena la flota pesquera.

La riqueza de Asturias no acaba en los confines de sus costas. Un estudio identifica 226 caladeros frente al litoral asturiano, casi un millón de hectáreas donde la flota pesquera faena desde hace décadas. La información, que incluye las artes de pesca que utilizan para sus capturas y las especies que se pueden encontrar en cada área, se ha materializado en un mapa que sirve de guía para entender y dar a conocer la actividad.

Los datos ayudan a mejorar la gestión de los pescadores en aguas asturianas y realzan un sector tradicional que resiste “pese a estar afectado por las actuaciones modernas que o bien ya se están llevando a cabo o se quieren desarrollar en aguas del Cantábrico”, explican desde el Principado.

Para su localización se recogió información sobre las coordenadas de los lances de pesca. Y si no se disponía de estos datos, los identificaron a partir de cartas náuticas. Con el estudio se conoce la profundidad, el tipo de fondo, los artes de pesca, las especies que se capturan, y la estacionalidad de pesca de cada área.

De los 226 caladeros solo hay uno en el que está totalmente restringuida la actividad pesquera: El Cachuco, una montaña submarina situada en el Mar Cantábrico, frente a las costas de Asturias. De unos 4.500 de altura, posee una gran riqueza faunística y biológica considera la primera Área Marina Protegida en aguas española.

Este trabajo permite actualizar el conocimiento de las áreas de pesca donde faena la flota. Para ello, según explica la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos, fue fundamental la colaboración de los pescadores que, a partir de sus conocimientos y experiencia diaria en la mar, aportaron los datos básicos necesarios para elaborar este nuevo mapa marítimo.

Todos estos datos fueron incorporados a una base de datos espacial y su perímetro fue revisado teniendo en cuenta la información batimétrica disponible y la referida a lances de pesca ofrecida por los pescadores. De hecho, según explica el presidente de la Federación de Cofradías de Asturias, Dimas García, “es una referencia a la hora de moverse de una zona a otra”. Eso sí, añade que “para los que llevan años faenando no es necesario porque conocen muy bien cada caladero y no han aumentado desde hace tiempo”. Además, asegura que “ahora contamos con instrumentos modernos que nos dan toda la información”.

Su elaboración se enmarca dentro del proyecto europeo Prespo (Desarrollo sostenible de las pesquerías artesanales del Arco Atlántico) en el que el Centro de Experimentación Pesquera, dependiente de la Dirección General de Pesca Marítima, participa como socio. Y la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos fue la encargada de editar el mapa. Una guía que es una actualización del que ya existía en la Dirección General de Pesca Marítima que se realizó, basando su información en el mapa editado 1981.

Vía La Voz de Asturias. Autora: Carolina García.

Esta entrada fue publicada en Alimentación, Calidad de vida, Naturaleza y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.