Barrio Sésamo para estudiar el desarrollo del cerebro

Un equipo de investigadores de la Universidad de Rochester (Nueva York) ha analizado el funcionamiento del cerebro de 27 niños de entre 4 y 10 años y 20 adultos de entre 18 y 25 años cuando veían Barrio Sésamo.

Mediante escáneres, los científicos cognitivos han observado como los cerebros de los niños cambian a medida que se desarrollan habilidades intelectuales como la lectura y las matemáticas. El estudio de estas imágenes mediante resonancia magnética funcional durante las actividades cotidianas abre la puerta al estudio de otros procesos del pensamiento en ambientes naturales y podría algún día ayudar a diagnosticar y tratar problemas de aprendizaje. Durante la investigación, publicada en la revista Plos Biology, se realizaron 609 escaneos de cada participante mientras observaban a la gallina Caponata, el Conde Draco, Elmo y otras estrellas de la serie educativa.

Usando algoritmos estadísticos, los investigadores crearon “mapas neuronales” de los procesos de pensamiento de los niños y de los adultos y se compararon los grupos. ¿El resultado? Los niños cuyos mapas neuronales se parecían más a los de los adultos puntuaron más alto en matemáticas estandarizadas y pruebas verbales. En otras palabras, la estructura neuronal del cerebro se desarrolla a lo largo de rutas predecibles a medida que maduramos.

Vía SINC.

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.